jueves, 30 de abril de 2009

FIEBRE MEZQUINA cap 33






Antagónico resulta el asfalto de carretera que, en la refriega de unas herraduras desgastadas, al unísono tableteo de castañuelas en concierto de dos tonos equinos de un caballo desgastado y de un domado jumento, que al compás de sus movimientos de orejas fijan la medida de velocidad que no cortan los vientos. Ligera brisa les peina, a quien acompaña oxidada armadura y albarda, con dirección a Zaragoza, siempre por donde no molestan ni a coches y camiones, guardando todas las distancias entre el mundo de las prisas y la suave caída de la pluma del ave Phoenix.

-Ah! mi señor, que de dolor de riñones, de llevar siempre la mesma postura en deste mi dócil pollino.

-Sentiros orgulloso, pues sois vos quien monta al burro. ¿Sentiríais los mismos dolores si fueses tú quien caminando y sobre tus hombros llevaríais a tan dócil burro?

-Dejemos lo estar así mi señor, que el contrato entre mi animalejo y yo, no se hizo con letra pequeña que, fue testigo el mismo notario que sirvió entre vos y Rocinante.

-Cierto, pero mis quejas no se entretienen en menudencias ni pelos de ombligo y soluciones baratas que no afectan a propio bolsillo.

-¿De que bolsillo habláis, que yo no tenga conocimiento? que, por no tener ni lo tengo lleno ni vacío, solo cuento con vuestro pagaré de boquilla pa cobrarme su de prometida ínsula.

-Sancho, es costumbre de aquellos que de lo que tienen sin ningún esfuerzo, se presten a dar consejos a quienes realmente sudan el pan con el sudor de su frente. Dicho de otra manera, como dicen y hacen algunos Pepes, sería que, el burro después de su caída, este se le apalee o reciba dos patadas, se le pida que rebaje su sueldo, se abarate su despido y se le exija que trabaje hasta que justo al doblar la esquina, la parca impaciente, le espere con su barba blanca.

-Mi señor, entramos en Aragón, de seguro que, el entuerto esta al doblar la esquina. Por destas tierras andurreó Agustina del Cañón, tengo de entendido.

-Sancho, el apellido que le habéis puesto a la tal señora son primos de rima, que de ruidos ya lo hace el cañón.

-Mire mi señor, que del roce con mi humilde pollino, además del cariño, se me haya pegado la parte del borrico.

-Es natural que se manifieste esa parte animal, porque de allí venimos. Un buen consejo en la vida, siempre es bien agradecido, Sancho, la experiencia parió a la ciencia y esta sazonó el pescado, midiendo los tiempos de los relojes de Dalí.

-Ahora, de me pierdo mi señor, desto, de un buen consejo ¿Sería bueno un muy buen consejo en la vida, mi señor?

-Ni preguntar tiene lo que se presume de buenas intenciones Sancho. Pero he de deciros que, existen personas que necesitan doce o más consejos para sobrellevar una vida, son los menos dotados que necesitan esa muletilla para poder caminar por este mundo tortuoso. Esta chapa oxidada y abollada que me cubre, es de privilegiados enfrentarse a las inclemencias de la vida que, de insignificantes tormentas, huracanes y demás necesidades sientan
envidia.

Siguiendo por dicha carretera nacional en la provincia de Zaragoza, decidieron apearse en una zona de descanso, donde almorzaba un camionero en una mesa de madera un bocadillo, mientras su camión cargado de cerdos y sus alientillos, junto a los ecos de orquesta chirrional, a esta pareja le auguraba cierta emoción.

-¡Mire mi señor! ¡una carreta de cerdos hasta la bandera, de por lo menos quinientos! mire que rebonicos y de tienen la misma cara que mi cerdo ricanor que, allá deje en la chiquera manchega.

-Y, de seguro que usan la misma marca de colonia Sancho.

El camionero añade.

-¡Dejen tranquilos a los cerdos que ahí no se les ha perdido nada!

-¿Nos tomas por unos ladrones carretero?

-¡No!, miren ustedes, es que hay una fiebre que según dice la contagian los cerdos, es tan rápida que traspasa las fronteras en cuestión de horas y las personas se contagian.

-¿Queréis decir, que unos cerdos encarcelados, sin voluntad propia como los que lleváis en vuestro ancho carro, nos han declarado la guerra?

-No, miren, es que es complicado, parece que el virus que la produce muta y es difícil de controlar.

-De osea, que de usa traje del camuflaje, quiere de decir, mi señor.

-Viene a ser algo así como, ese capital que se deposita en una determinada marca o firma comercial que tiene fama, para exprimirla y, una vez succionada, parte de ese capital irá en busca de otra firma y así sucesiva mente, cambiándose de traje, de acuerdo con el clima y costumbres autóctonas del habitad.

-Bien aconsejados están ustedes, caballeros.

-Noble caballero, solo el consejo de la humildad llevamos como equipaje. Para tal fin de enfermedades se necesitan, como mínimo doce consejos, en cambio vos lleváis enjaulados a unos inocentes cerdos como los mismísimos que, son conducidos a galeras y os ordeno que, ¡los pongáis en libertad!

-¡Estáis loco! ¡me vais ha buscar la ruina!

Y, como alma que pierde el diablo, dicho camionero salió pitando con sus guarros.
Haciendo amagos de persecución Quijote y Sancho, perdieron de vista al tal carruaje de cerdos como ellos entendían y, curioso momento se produce justo al paso de uno de esos radares, cuando un vehículo saltándose el código de circulación, el armarito metálico fijado en dicha carretera, dio su fogonazo de fotografía, que Sancho advirtió con el rabillo de su ojo, pero su burro hizo un requiebro y dio un estruendo salto que a Sancho lo derribó. Tanta era la rabia que con una vigueta metálica abandonada, daba buena cuenta del tal radar, que lo deja más abollado que el peto metálico de su amo.

-¿Que pasa Sancho, que la emprendes con lo metálico?

-¡Mi señor! ¡en deste armario metálico, uno de esos malos consejos sa mimetizao con el terreno! ¡y, de mi caída fina, le enseño un poco de humildad!

-Cosas veredes Sancho, cosas veredes y, raro instrumento habéis elegido para tal enseñanza.

9 comentarios:

Oderfla dijo...

Poema terriano nº2: Pandemia providencial (romance)Es una buena molestia
enfermar de una gripe.
Pero casi es peor
oír cómo se insiste
en que llega la pandemia,
la mayor que conociste.
Y es que el miedo que impera,
no dejando de ser triste,
a lo que más se parece,
y bien que es más que libre,
es a una promoción
de los que en ella persisten,
puesto que el alboroto
vende los diarios por miles
y nos hace olvidar
que la crisis aún vive.

ES-U-NA-BUE-NA-MO-LES-TIA
EN-FER-MAR-DE-U-NA-GRI-PE
PE-RO-CA-SI-ES-PE-OR (+1)
O-ÍR-CÓ-MO-SE-IN-SIS-TE
EN-QUE-LLE-GA-LA-PAN-DE-MIA
LA-MA-YOR-QUE-CO-NO-CIS-TE
YES-QUEEL-MIE-DO-QUE-IM-PE-RA
NO-DE-JAN-DO-DE-SER-TRIS-TE
A-LO-QUE-MAS-SE-PA-RE-CE
ES-A-U-NA-PRO-MO-CIÓN (+1)
DE-LOS-QUEEN-E-LLA-PER-SIS-TEN
PUES-TO-QUE-EL-AL-BO-RO-TO
VEN-DE-LOS-DIA-RIOS-POR-MI-LES
Y-NOS-HA-CE-OL-VI-DAR (+1)
QUE-LA-CRI-SIS-A-ÚN-VI-VE

Oderfla dijo...

Ejem, de hecho, se trata del poema terriano nº3. Me desconté. Es que el tiempo pasa...

TORO SALVAJE dijo...

Jajajajjajaaj, el radar maligno, jajjajaj, muy bueno.
Muy bien todo.
Es una genialidad constante.

Saludos.

meranfan dijo...

Buenas noches Terry,

Muy acertados tus caballeros, pobres cerdos, qué fácil echarles la culpa ahora a ellos y en que buen momento, como te recitó Oderfla.

Me temo que, tantas mutaciones de gripes y demás virus que nos atacan, son más bien producidas por la mutación del cerebro humano, que entretenidos en laboratorios se les va la mano y nos "regalan" a nuestro, ya de por sí deteriorado mundo, una nueva mutación de enfermedades.

Por cierto ¿como se le restan puntos en el carnet de conducir de Caballos y Burros?. Espero que a tu caballeros no les haya inmortalizado el radar en el ataque, lo llevan claro, mejor te los llevas de andanzas a otra Ciudad.

Besos y feliz fin de semana ampliado.

Meryone dijo...

no deja de maravillarme la capacidad para seguir escribiendo sobre el quijote y sancho. para crear todo un blog, quiero decir

y a mí también me gusta leonard cohen, aunque se me superponía a marlene y tuve que quitarlo, no sea que la alemana se me enfade

besos

cristal00k dijo...

¿Pero como eres tan genial? Mi buen Sancho y su noble señor globalizados, en crisis y en riesgo de contraer la gripe porcina... y sin perder ni un ápice de su glamour!! eres lo más amigo Terry.
Reverencia te dejo.

terry dijo...

Oderfla, te agradezco que añadas ese broche de oro a tales aventuras de este dúo dinámico...Ese vino se está convirtiendo en un gran reserva.

Saludos.



Toro Salvaje, la genialidad siempre es de quien sabe apreciar.


Saludos.




Meranfan, cierto, en la sombra está el verdadero poder, se llama DINERO, apenas le da el sol. Tu pregunta me es bien fácil de contestar, los caballos pierden puntos si no son los mas veloces y los burros ganan puntos si dejan de ser burros de carga... De todas formas allá la conciencia o radar de cada uno.


Besos.



Meryone, estos personajes con los que me recreo siempre que el tiempo me lo permite, descubrí que son un ingrediente que valen para todas las ensaladas de la vida. Los sucesos siempre se repiten desde la genialidad de Homero.

Presumo que a Leonard Cohen, tambien le gustan estos personajes.


Besos.



CristalOOK, las situaciones político-económicas se lo ponen a huevo a estos dos personajes, máxime que arrastramos tradiciones pegadas como el chapa pote.


Besos.

Fogel dijo...

Siempre tan cuerdo e ingenioso este caballero nuestro, que no hay fiebre que le amedrente ni malvados radares con sus luciferinos fogonazos!!

UN abrazo

terry dijo...

Fogel, muchísimas gracias, estos personajes so la ostia.

Un abrazo.

мι ℓιѕтα ∂є вℓσgѕ