viernes, 26 de diciembre de 2008

LOS REYES MAGOS EN LA COLA DEL PARO cap 20





Continuaron con su marcha, con la dirección premeditada, al origen de las primeras culturas asentadas, estos caminantes sin prisas ni pausas, como cada vuelta de una esquina que invita a una sorpresa sin vendeta, propio y con mas ganas del aprendizaje que los lloros que producen las heridas sin drenaje. Salidos de la provincia de Sevilla y pasando la capital de Jaén con dirección a las almerias, murcias y levantes.

-Como veis, mi fiel escudero, en todos los caminos la providencia con personas de bien, se nos prestan.

-No se, no se, pero de un tiempo a esta parte mi señor, que atravesando pueblos y de ciudades, me ha parecido de ver mangantes y saltabardales. De esta capital de Jaén, que ahora entramos poned atención.

Entrando por la carretera de Córdoba a esta capital de Jaén, estos dos cuatreros entre dos luces, mas las luces del alumbrado navideño, atónitos.

-¡Mirad mi señor! de lado izquierda y de derecha.

- ¡Tenéis razón Sancho! ¡por mambrino que voto a bríos!.

-¡Que aprovechando mi señor, de que estas nobles gentes de hacen sus paseos y deberes, los saltabardales, ladronzuelos asaltan sus casas y pisos!.

-¡Sancho casi todos visten de rojo, como el mismísimo diablo! ¡están preparados para el asalto todos a una, esperando la voz del lugar teniente!.

-¡Si mi señor! pero, no entiendo como no se dan de cuenta esta buena gente, que cuando le entren los diablillos por las balconeras, hasta los zócalos le moverán de sitio.

Moviendo se tensos con sus equinos por aquella avenida, mirando a un lado y a otro, entorpeciendo la circulacion un poco, haciendo parecer a conductores y viandantes como un ensayo navideño, restaban la importancia un poco hasta que en uno de aquellos balcones, mas proximos a la acera, por unas escalerillas suspendida subían algún Papa Noel, que por esta pareja, eran confundidos por diablillos ladronzuelos y equilibristas. Quijote se presta hacer honor a su causa, con lanzón en prevenga y espoleado a Rocinante.

-¡¡¡DETENEOS!!! ¡¡ASALTANTES DE NOBLES CASAS Y PISOS!! ¡¡Y, AYER DE CAMINOS!!.

-¡Los viandeantes mi señor, preste le de
atención sin atropelladles!.

Dos de aquellos muñecos colgantes, con motivo navideño, Quijote empaló en su lanzón, que seguido de aquel balcón, nuestro caballero hidalgo muy sorprendido se quedó al comprobar...

-Sancho, efectiva mente son como diablos, que tienen encantamientos, nadas más advertir mi presencia con la punta de mi lanza se han convertido en un amasijo de trapos.

-Esto, mi señor de tiene tela marinera y arina de tres costales, pero de seguro que des tos dos, no de meterán las manos, donde no les llamen.

-¡¡SANCHO!! ¡¡QUE NO SEA CIERTO LO QUE VEN MIS OJOS!!.

-¡¡Que ve mi señor con los ojos, que yo no vea!!.

-¡OBSERVAD BIEN SANCHO! ¡ALLÍ MAS ARRIBA! ¡¿LO VEIS?!.

-¡¡Si!!, ¡¡veo al rey Gastar, Malechor y Basaltar!! ¡¡mi señor, que se han unido al bandidaje de los incontables de diablillos!!.

-¡¡DETENED ALTEZAS VUESTRAS INTENCIONES!!, ¡¡PUES DE LOS HURTOS, PARA TODOS HOMBRES RESPONDEN LAS LEYES!!.

-¡De sinvergüenzas!.

-¡¡DEPONED VUESTRA ACTITUD!! ¡¡SI DAVID CON SU HONDA VENCIÓ A GOLIAT, HACIENDOSE REY, SEA CON ESA MISMA HONDA QUE YO, HIDALGO CABALLERO OS DESTRONE DE LOS MISMOS RANGOS POR TENER LOS DEDOS TAN LARGOS!!.

Pero, tanto ruido y guirigay no pasaba desapercibido a la autoridad municipal que sigilosos una pareja de ellos, se acercaron al lugar, pidiendo las consabidas explicaciones y, para evitar aglomeraciones, le fueron requeridos, se apearan a un parque cercano donde con mas tranquilidad, se aclararía lo sucedido. Como era la tarde próxima a la noche, en el mismo lugar tumbado en un banco tapado con dos cartones se encontraba un inquilino fijo del lugar, por mas amigo solo del chocolate para liar y, gran sabedor de la vida que, con estos dos caminantes hacían trio, mientras los municipales custodiaban desde cerca a Rocinante y a su compañero pollino.

-¿Queeeeee paaaaasa tios? ¿que hacen en misss dominios el gordo de bonanza y el pecho lata???? Holliwod está en otra calle tíos.

-Perdonen vuestras mercedes, no es nuestra intención molestarle, en sus inicio de los sueños, hemos sido requeridos aquí por los alguaciles y no entendemos nada de lo que pasa, solo que un montón de ladrones con pillaje, asaltan con intenciones de desguace, que subiendo por los balcones ahora mismo traman limpieza sin seguridades y en bandada de millares, como diablos y hasta acompañados por unos pocos reyes desleales.

-Perooooo, tioooooos, essss que esa es la movida que nos senteraiiiiiis, paaaaaaasa colegas, biembenidosss al mundo real essssspeculativo troncos.

-Mi señor, con los perdones de la intromisión, me parece que este de señor, sigue en los primeros sueños del arranque, que parece que patina sin ánimos de las ofensas.

-Sancho, este señor tiene la piel tan aflor de las calles, que su sensibilidad solo se presta ha decir verdades.

-Coleguitas, hablen clarito que en casa de dioos hay confianza de la buena.

-Bien, pues hablemos claro y responda a lo que le he planteado, en cuanto a esos ladronzuelos y reyes echados a la mala vida de saltabardales.

-¡Vale, vale colega! ¡oído cocido!. Miren, los reyes magos antes venían en camello con los regalos, pero se dieron cuenta que ahí no estaba el negocio y dejaron la escala de los regalitos pa buscar un personal mas selectivo y con fondos, solo unos poquitos en extinsión aguantan el chaparron, imponiéndose la cultura anglossssajona y costumbres suyas de la seguridad sosial. Estamos en la cultura de la hamburguesssa colegas, de la pleysssteison, del hombre araña y carmona durmiendo cada cual su mona. Es verdad colegas, hoy yo me tiro un peo con grasia y mañana lo hase toa España, ya lo desia el Benito Perez Galdos.

-Mi señor, este hombre es de cátedra muy bien leído y hasta de científico-político.

-Sancho, se dice que los niños y los borrachos dicen verdades, pero de los que les ha emborrachado la vida en ausencias de los cariños de la infancia, las verdades y las mentiras son un patinaje de baile como un filo de navaja para la susistencia.

Bien, después de un protocolo de haber sido informados los superiores de estos guardias municipales, deciden a Quijote y Sancho acompañar los a la salida de Jaén y, que prosigan su marcha, es tarde de aglomeaciones, compras, tráfico para prestar un mejor servicio a este mundo de consumo. Y se despiden del dueño y su pequeño santo-reino.

-¡Adioooos colegaaaaas, que las estrellas guien vuestros caminos!.

-Buen señor, tenga mi manta para protegerse de estos frios.

-Sancho, vuestro gesto es de lo mas digno establecido en caballerias, gesto que se pierde, pues el que se digne de ser caballero en texinas, flaco favor se hace, si se deja guiar por las modas.

lunes, 22 de diciembre de 2008

HACIA BELEN VA UN BURRO cap 19




Aún en tierras de sevilla, Quijote y Sancho deciden marcharse a tierras de aquellos primeros mercaderes, que se asentaron en la península (Almeria, Murcia, ect.) en la época del bronce y, que determinaron coger la ruta del sol naciente por caminos, carreteras comarcales pasando por tales pueblos de Sevilla como Marinaleda.

-Demasiao de frió hace por estas tierras andaluzas, mi señor.

-Sancho, estamos en la estación de los abrigos, de los braseros, del letargo de nuestros pensamientos, que aunque estos sean cortos y escasos, deban de ser bien intencionados.

-Si, mi señor, pero de los nuestros que sean de los mas cortos, por muy de largas que sean de intenciones, por que escasas son nuestras ropas.

- Tenéis razón Sancho, los carámbanos que cuelgan de mi bigote y barbilla, así me lo confirman, máxime que chocando se entre ellos, suenen como los campanilleros. Bien será de negociar unos abrigos, para sentir la protección como armadillos.

-¡Una aldea mi señor!, Mariamadalena, parece su nombre, tiene nombre de la virgen de María, buena gente de presumo y generosa.

Y, llegaron a Marinaleda entre dos luces, el vapor que salia de las narices de Rocinante y su fiel Asno compañero, daban ilusión de calor en el ambiente. De los pocos que transitaban sus calles, a uno de ellos se dirigió el caballero hidalgo.

-¡A la paz de dios,buen señor! ¿tendría su gesta amabilidad de dirigirnos hacia el gobernador de esta villa?. Esperamos de su amabilidad tenga un noble gesto con este caballero y mi fiel escudero, de ahí que su alma generosa, después de habernos prestado unos humildes favores, se hará famoso en el castellano universal.

-Ustedes preguntan por el Alcalde, vengan conmigo que les llevo a su casa, que buen quijote y alma samaritano tiene.

-¿Habéis dicho Quijote, gentil caballero?.

-Bueno, es un decir, este nuestro Alcalde por su gente se pone al mundo por bandera.

-Habéis aumentado mis ganas por conocer, a quien se le da mi nombre de Quijote, pues si las enfermedades de este mundo son muchas y variadas, tambien lo sean variados hidalgos caballeros quienes las combatan.

Anunciados y recibidos en casa del Alcalde, Don Quijote y Sancho, entrados en conversaciones.

-Estoy encantado de recibir y tener a dos grandes actores, representando el Quijote, que lo haceis fenomenal. Y, ¿hacia donde se dirigen ustedes?.

-En primer lugar Sr, gobernador, le agradecemos que reconozca nuestras acciones y, que no solo representamos al Quijote, lo vivimos intensa mente como pálpitos tiene mi corazón, que seria de muy bien grado agradecerle, nos prestase unos abrigos para continuar nuestro viaje.

-Eso, eso, de señor gobernador, haga el bien sin mirar a quien.

-Bueno, les invito ha tomar una sopa caliente y, les regalo un par de mantas, pero, pasen, después por el veterinario, creo que ese caballo vuestro necesita un reconocimiento, yo le aviso de vuestra llegada por teléfono.

Muy agradecidos a este Alcalde Juan de Marinaleda, se dirigen al veterinario de la aldea que ya los esperaba y, que mientras este hacia el reconocimiento en una sala contigua de una cuadra bien preparada, calentita, Quijote y Sancho, envueltos cada uno en su manta sentados en dicha paja junto a su inseparable asno, tal fue la sorpresa que se llevó un niño de 6 años, hijo del veterinario, mas ,movido que un chinche sin probar vocado una semana, y dice...

-¡Papa! ¡papa! tenemos aquí el portal de Belén, San José y la Virgen María, están en nuestra cuadra...

El padre que lo oye, no aguanta la risa, Don Quijote se mantiene en total calma, Sancho, se desprende rápidamente de su manta, pues con su redondez, no era difícil presuponer a aquel niño, quien hacia el papel de Virgen María. Una vez reconocido Rocinante, da las explicaciones y consejos.

-¡Miren!, señores, usted señor Quijote, su caballo ha sufrido el crepúsculo de los amores, está bajo en hierro y glóbulos rojos, queden se aquí en mi retablo esta noche que, yo le daré a Rocinante una cubeta de habas secas y mañana estará repuesto.
Agradecidos esta pareja, el veterinario les desea pasen buenas noches.

-Mi señor, os habéis quedado mudo cuando ese niño insinuó de una cosa no cierta.

-Sancho, tengo que deciros que antes de llegar a esta aldea, un lucero de los cielos nos ayudo ha sortear los caminos dándonos este destino.

-¡¿Que queréis de decir?!

-Este señor gobernador, es un ejemplo del amor que siente por sus semejantes, por eso le llaman Quijote y yo que me sienta orgulloso que adopte mi sobrenombre.

- Pero lo de la Virgen María, maldita la gracia de ser yo madre.

-Sancho, la gracia es bendita, si por obra y gracia del espíritu santo, esa madre tubo un hijo manteniéndose virgen, con el aviso de un ángel. Por esa misma gracia y, con el aviso de ese angelito niño ¿por que tu mismo no ibas a concebir por ese mismo espíritu santo, manteniéndote virgen?.

Sancho, se quedo pensativo, no durmió nada en toda la noche, probablemente no sea a partir de ahora el mismo, un lastre mas, un dolor de cabeza mas añadido, toda una quijotada mas que resolver. A la mañana siguiente, partieron hacia oriente, despedidos con gran júbilo y muy agradecidos.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

TIERRA DE EXTREMOS CONQUISTADORES cap 18






Entre tascas, pinchitos, varios finos y, finalmente canturreos en coro, aquella que dice; "¡¡todos quereemos mas, mucho mas, pero mucho mucho mas...!!". Pasada la noche en Triana y, el resto bajo una carpa en el restaurante "la Raza" que tiempo dio de pensar a Don Quijote, tomar la ruta de la plata.

-Sancho, he pensado que estando tan cerca de tierras extremeñas, donde se asían los grandes conquistadores como Francisco de Pizarro, Hernán Cortés, Pedro Valdivia y actuales, quiero contemplar sus cielos, campos y riachuelos...

-Perdone me, que de le interrumpa mi señor, de tierras ya conquistadas y, de sus conquista dores que ni las migajas queden pa este par de aventureros, mas si me cabe de decir de, cobrarme la ínsula prometida.

-Vuestra impaciencia os traiciona, Sancho, si de la nuestra tierra llana y abierta a los cielos, fui armado caballero y que vos sois mi fiel escudero. Yo quiera saber con tu buena compañía, en estas tierras vecinas, que inspiración les llevó a tal cabo, de emprender tales conquistas, sirva se tambien, para que sumes tus buenas filosofías.

-Si, mi señor, que del saber, no ocupa lugares sin ser visto y, que no pague alquileres de ser tan listo.

Adentrando se en la geografía extremeña, sin tener en cuenta el tiempo tardado, Don Quijote montado en su Rocinante, se desprendió de su mal avenida armadura, casco de barbero y lanza de cortavientos, todo al suelo, espoleó a rocín y, con los brazos abiertos, al igual que en "Bailando Con Lobos".
Se adentró entre la arboleda y soto bosque, como queriendo aspirar el aire que acariciaba aquellos montes y llanos de alcornoques, encinares, arroyuelos, en resumidas cuentas barnizar se el alma por dentro y fuera para entender, que les lleva a personas de hacer conquistas por las Americas, que les haga despreciar al hermano Inca, Cherokee y, entre otros tantos como Pies Negros, e incluso hacer la guerra civil entre hermanos. Mientras tanto Sancho se queda en el lugar donde soltó Quijote los aperos.

-¡¡BRISA DE LOS VIENTOS!! ¡¡INPREGNAME DE LOS AROMAS DE ESTAS TIERRAS!! ¡¡QUIERO SER TESTIGO DE TU ENCANTAMIENTO MALEFICIO, PARA DARTE EL ANTIDOTO QUE SALVE A TODOS LOS HERMANOS BIEN NACIDOS!! ¡¡PUES SOY YO, EL CABALLERO ANDANTE QUE ENDERECE TUS CAMINOS!!.

-¡Hay! mi señoor!! ¡¡PARESEEEE QUE ATROPELLE A ALGUIEN!!.
Bien cierto es que en esa misma trayectoria de quinientos metros, había una piara de cerdos de pata negra y, a su cuidado dos campesinos asalariados que derribaban bellotas de las encinas para alimento de estos apreciados cerdos, que salieron espantados estos en todas direcciones, como si el mismísimo San Valentin en ese instante hiciera acto de presencia. Comentaban, reaccionaban estos campesinos.

-¡¿Has visto Gonzalo eso?!

-En la carretera he visto unas cuantas veces hacer el cabra, ¡pero en el campo es la primera vez Anacleto!.


-Y, valla susto que nos ha dao el pirao del caballo.

-¡Mira, que viene de vuelta!.

-¡Este!, ¿no será un rejoneador portugués arruinao?.

-¡Allí hay otro con una borriquilla!.

-Si, se ha parao con el de la borriquilla, vamos ha acercarnos, haber que pasa.

Mientras Sancho intenta explicarle a su señor, el desaguisao que podia haber provocao, que al mismo tiempo los cuidadores se acercaban ha curiosear primero con la debida distancia y, mas de cerca las explicaciones.

-Mi señor, cuando le de visto de correr con los brazos abiertos, pensaba que quería despegar como del ave fenix a la ida y, como no lo conseguía, insistió a la de vuelta, pero los cerdos que les de salían a su paso, estaban mas cerca de conseguirlo con sus orejas.

-Sancho, estos campos, cielos, riachuelos no envilecen las almas, el genoma que rompe los equilibrios del ser humano obedece a los oídos sordos. Mientras cabalgaba mi Rocinante he podido sentir la brisa con un cántico de mensajes de esta nuestra madre naturaleza, que pide cuidemos de ella, como esos pastores cuidan a sus cerdos, dándoles de los mejores alimentos, con el ejercicio sano de los campos, de esta manera este cerdo campechano es bien acogido dentro y fuera de nuestras fronteras, conquistando paladares en los cuatro puntos cardinales.

-Mi señor, ¿los que sean sordos de oídos de tienen de tendencias ha hacer el mal?.

-La sordera voluntaria es causa de males Sancho, si del sabio Ulises, sus soldados hacian oidos sordos a sus consejos, estos se convertían en cerdos, porque para otra cosa no servían y aun los mas pésimos con triquina añadida.

Los cuidadores de cerdos a medida que se acercaban y oían esto, dieron media vuelta ha reagrupar los cerdos, ponerlo en conocimiento al dueño de la finca y posible mente notificarlo al veterinario.

-Espero Sancho, que hoy aprendas lección.

-Si, la de correr como cabra montesa, que ya me la se.

-Mientras cabalgaba de brazos abiertos, de abrir todas mis puertas a la razón, he sentido los aromas del tomillo, del espliego y romero, en estos encinares con su aire fresco, en mi pituitaria nasal, que confirmado con cada uno de los poros de mi piel, es imposible que con este lenguaje de la naturaleza afable y generosa, intoxiquen a semejantes del genero humano, de realizar conquistas, derramamientos de sangre y llenarse los bolsillos con la riqueza ajena.
Pero como la tecnología del móvil es avanzada, quedo se informado el dueño de las tierras, que a su vez la guardia civil de campo tardó 15 minutos en presentarse allí, que viéndolos las pintas, preguntad les de donde son, los invitaron ha que dejaran aquel lugar y se marchasen. Con la misma pinta que los que duermen en el metro, dicen tonterías a las 12 del medio día en cualquier parque, así fueron vistos por esta pareja de la guardia civil, ahorrando se de contarles que debido a su siniestro, provocaban es tres a esta piara de cerdos, incidiendo en la variacion de su rico sabor.

-Mi señor, esos amables señores, se ve de que han comprado el traje en la misma tienda...

-...Sancho, esta sin duda es la ruta de la plata, que con la ruta del oro de Sevilla, hemos echo la intersección de los caminos, que broche lo pondrá el bronce.

-¡Ah! se me de olvidaba del tintero, mi señor, el de Ulises ese, el caballo de Troya ¿lo hicieron bajo la forma de hombres O de cerdos?, lo digo por el cuento de los tres cerditos.

-Sancho, somos los castillos hechos de arena, que hicieron nuestros padres en la orilla de una playa, con manos de inocentes niños, para luego volver ha ser arena.

jueves, 11 de diciembre de 2008

DE CORRIDAS POR LA ANDALUCIA cap 17





Amparándose en la gravedad de las manzanas, como de la misma forma descienden los ríos, estos caballeros andantes se disponen, a seguir el cauce del río guadalquivir, entre la preparada marcha, este caballero, da explicaciones a su fiel escudero.


-Este río guadalimar sin duda, Sancho, nos llevará hasta su padre Guadalquivir, camino de la medina Córdoba y la trianera Sevilla.
-Mi señor, no sabia que los ríos de tendrían de familia numerosa.
-Sancho, todos estos influyentes ríos se reunen con su padre, en este caso el Guadalquivir, allí reciben el cariño, todo depositado y devuelto a su padre, que este, en el colchón de los mares, muy enamorado de su madre, con los sofocones, caricias de las olas y haciendo el amor con el calor del sol, deja preñada a su madre, como el globo de Julio Verne. Mas tarde, donde da, la primera luz del sol, en la cima de las montañas, esta madre cariñosa parirá toda la placenta en aguas, estas criaturas hechas sin carne y hueso, solo oxigeno e hidrógeno, en descenso correrán al corre que te pillo, haciéndose mayores y nuevamente devolverle los cariños a su padre. Por eso os digo, que siguiendo a este hijo, sin duda nos llevará a nuestro destino.


-Cuanto sabéis mi señor.


Siguiendo el cauce derecho de este Guadalimar río, a unos mas que pocos kilómetros, se toparon con una rica huerta (Huerta Casa-blanca). Hortalizas regadas por unas aguas, procedente de una fuente natural en dicha finca, que en otros tiempos, perteneció a un noble romano y mas tarde los omeyas modificaron. Este dueto fueron recibidos con el máximo respeto por la familia que allí moraban.


-¡A las muy buenas tengan ustedes!.
-¡Hooola, caballeros!, ¿Que se les ofrece por estas tierras?
-Mire usted, sin animo de molestarles, nos dirigimos a las tierras de las sevillas y, siguiendo el cauce de este río, creo que vamos por buen camino.
-Si señor, este río les lleva al Guadalquivir y, siguiéndolo hasta Sevilla.


Dieron se cuenta, esta humilde familia de la situación de estos caminantes, que muy a pesar de los aperos de las ropas, despertaban mas nobleza que un traje con corbata. Que recibieron un pan de hogaza, tres tripas de chorizo, una de morcilla y otra de butifarra. Cuando agradecidos se prestaron a iniciar su marcha, uno de aquellos hijos del agricultor, se quedó pensativo viéndolos perderse en el horizonte, preguntándose, aquello a que obedece.


-Mira Sancho, ahí arriba en esa meseta, están diseminadas las ruinas de lo que hoy llaman Castillo de Santa Eufemia, que en otros tiempos mas remotos, el famoso Anibal, aquí contrajo matrimonio con la princesa Himilce.
-¡¿El de los elefantes mi señor?!.
-Si, el mismo que vestía y calzaba, que de estos elefantes aprendidos a esquiar, al cruzar los Alpes, de ahí les venga de trabajar en circos y variedades.


Próximos a la Sevilla, por circunvalaciones, rotondas, avenidas y kansas city.


-Mi señor por aquí se ven muchos chinos mandarinos con aparatos en las manos, que dan de mirar dentro, solo con un ojo, hasta que se cansan y, habrán venido por la ruta de la seda, con una muy buena despensa de mojama seca, pa atletismo de sus muelas sanas.
-Mi fiel escudero, no te niego que la ruta sea la de seda,,, pero Rocinante de pronto, lo observo muy talante, revoltoso y pendenciero, será mejor que me baje, ahora, que estamos en este hermoso parque.
-¡Mi señooor!, a su buen caballo le ha crecido la quinta pierna, que sin dudarlo a, que de buen seguro la culpa, la tiene aquella yegua que agarrada, esta, de su carreta, que le hace señas de cartas, enseñandole el remite con el rabo.


Entre el parque Maria luisa y la plaza España, ciertamente es parada de carretas, con sus correspondientes conductores y ahí que de una de ellas, tirada por una yegua, lo mas torda, por el arte de los instintos equinos, como y forma rápida que se despeinan las marañas de un peine, esta yegua se desprendió de el enganche y demás atalajes, corriendo hacia el encuentro de Rocinante en medio de la plaza España. Que turistas, japoneses y transeúntes allí mismo fijaron su mirada.


-¡Mirele, mirele mi señor!, como monta y remonta con empujes de las ofrecidas posaderas a lo mónaco que le de ofrece la yegua fresca.
-Si, Sancho, he de tranquilizar a su dueño, que con cara de pocos amigos se nos acerca.
-Buen señor de la taximetria equina, este acto del amor hermoso, en medio de la plaza España, epicentro de todas las provincias representa das, origen de un imperio, donde no se ponía el sol ni en madrugada, debeis sentiros orgulloso, pues este mi Rocinante, de pelo gris mas blanqueante, que de mi guia y certificados responden, como atestiguan, que mi Rocín, es del mismo linaje que el caballo alado Pegaso. Pues buen futuro os aguarda, de tener un futuro potrillo O, gemelos para la vuestra carroza taxi que, con su madre yegua sean trianeras.
-De seguro, muy buen taxímetro, por la remetidas, que serán gemelos e diperactivos.
-¡No interrumpáis Sancho!.


Este pobre conductor de carroza, se quedó sin palabras, pensaba en el chiste y la mofa, que sus compañeros de oficio en forma de traca le vendría en tromba. Minutos mas tarde, acabada la media faena de arremetidas, decide la yegua adentrarse en medio del parque Maria luisa, que con la arboleda tropical y sofocos, prestadas sus posaderas a lo monaco normablock, Rocinante se prestaba gustoso y una vez mas...Por casualidades de la vida, otra carrocita de cuatro ruedas y media, subida en ella una duquesa, tirando un gentil caballero, con gafas de sol redondas como las de John Lennon, se toparon con tal espectáculo. La duquesa miraba con cabeza inclinada hacia un lado con 45 grados de ángulo, e hizo un giro manteniendo el ángulo mirando a su caballero, con una mirada que lo dice todo, esa mirada informativa, acumulada por mas de 400 años y, que tuviese ella un centenar de caballos, pero como aquel número, nunca visto y envidiado, por causa de la dureza de la mojada mojama. Acabados los amoríos del romancero Rocinante, regresó al encuentro de estos aventureros.


-Mi señor, acordándome de los elefantes, de circo y de sus de variedades, he pasao mi sombrero entre los chinos mandarinos, que me lan llenao destos euros y he de pensao que nos podemos de ir al barrio Triana, pa tapeo de unas mojamas.
-Sancho, hoy sin duda es el santo de las mojamas...

sábado, 6 de diciembre de 2008

DE AVENTUREROS AL OFICIO DE ACEITUNEROS cap 16






Por el arte de ninguna magia, estos dos aventureros, habiendo cumplido los suplicios que paren las leyes, fueron embarcados en el primer tren de mercancías que salia de los madriles, concretamente en el camarote de cuadras que le sirve a Rocinante y su compañero asno, adheridos a sus pesebres como dos percebes Quijote y Sancho, camino de las Andalucias, pasando primero por despeñaperros.


-¡Sancho! vengo observado a este carruaje como se cimbrea, las ventanillas rejadas, paso de campos, arboledas, van muy de paso como tan veloz de el tiran unos veloces caballos.
-Y, ¿ donde vamos tan de veloces, por desconocidos andurriales?.

-De eso, de sobra sabéis que no es motivo de preocupación, todos los caminos se nos prestan para arreglo de todas las injusticias, del buen hacer de los caballeros.

-Mire mi señor, parece que este carruaje ahora camina mas de despacio, el camino parece curvo, se divisan alta montaña y, pinares, hasta se oye una dulzaina a reventar.

-Es extraño, mi fiel escudero, estos parajes, son parecidos a los, leídos en batallas de moros y cristianos, donde a los perros fueron despeñados.


Pero una grata y sorprendente e inesperada cirugía hecha a la cartografía de este puerto que comunica a andaluces y castellanos, llevará al máximo éxtasis a estos dos valientes aventureros. Los túneles son necesarios.


-Pronto, llegaremos a una posada Sancho, no hay caballos ni yeguas que aguanten tanto trote sin descanso, aprovecharemos para tomar un buen caldo.

-Que razón tenéis mi señor, como algunas veces me de sabéis tranquilizar.


¡¡¡¡AAAAAAAAAHHHH,,,,DIOOOOOS, APIADATEEE, SE NOS TRAGAAA LA TIERRRA SANCHOOOOOO!!!!!!!... -¡¡¡¡QUE MAL HEMOS ECHOOOO MII SEEEÑOOOOOR!!!...


La respiración de estos aventureros y corazón, si serian motores de explosión, no habría presupuesto para bielas, pistón, culata y camisón. Menos mal que en otras aventuras, habían hecho precalentamiento.


-¡Agua Sancho!.

-¡Agua mi Señor!.


Veinte minutos mirándose fijamente, el uno al otro, buscando una respuesta ambos que les satisfaga.


-¡¿Que pasa con el agua, nos la robaron las entrañas de la tierra?!.

-No lo sé mi señor, quizás algún diablillo bueno de tenia un poco de sed y cogió de prestado el carruaje para coger alguna cantimplora, por que algunas veces de dicen que los rayos del sol tienen de uva, y no salen a superficie, prefieren sacar una mano y meter pa dentro pa ser vise.


-No puedo negar la impronta, el miedo que me es libre, pero por lo sorpresivo, sin el aviso, sin una señal que me prevea una posible puerta a la razón de una salida........pero,

¡Sancho seguimos vivos y eso es lo que vale!.


Media hora mas tarde, este tren de mercancías, paraba en la Estación de Linares Baeza, el jefe de estación, más aburrido y dando vueltas. Porque el ave construido pasa de largo, de Puerto Llano a Córdoba y, esta estación habia caido en desgracia. Cuando se descargaba tan rica y prometedora mercancía, muy a la vista.


-¿De donde vienen ustedes, caballeros?,¡anda!, ¡si vienen con caballo y burro de carga!.

-Perdone usted y mil molestias, pues de seguro que no es casualidad la de poner pie en estas tierras, la necesidad de solventar las desavenencias e injusticias repartidas.

-A bote pronto me habían parecido ustedes rumanos y por la indumentaria, ganado, casi gitanos en busca de un tajo, para la campaña de la aceituna que ahora empieza.

-¡Habéis dicho campaña!, veis Sancho, como los caminos no se hacen por casualidad, son como el cauce sabio de los ríos dibujados en los valles.

-Lleváis una vara muy rara, para derribar las aceitunas en esta nueva campaña y ese traje de chapa, será para vibrar las ramas, jajaaajaa...

-¿De que os reís señor del banderín?, sepáis, que en este largo andar, he combatido con los gigantes y sus molinos, libertado encarcelados.....y.

-Mi señor, mejor será de preguntadle por donde se va a esa campaña, de poned de tierra por medio, antes que salgamos por los cerros de Úbeda.

-Miren ustedes, hablando de Úbeda, allí tienen buena campaña, crucen el río Guadalimar por el puente y a la izquierda cojan el camino que les llevará.


Haciéndoles caso, siguieron el itinerario marcado por este ferroviario jefe, que ya había visto de todo. Quijote y Sancho siguiendo el camino, observarón que todo el trayecto estaba cubierto por olivos.


-Mi señor des tos olivos están sujetas las aceitunas, negrillas como ellas mesmas.

-Sssssssssssiuff,,,callad, callad, no valla ha ser que las despertéis y nosotros al igual que el cigarrón y gorrioncillo caído de su nido, un batallón de mil hormigas hacen un festín, nosotros les sirvamos para un buen cocido.


Dos horas mas tarde, a la izquierda del camino divisarón un pueblo bello como el mismo, en una ladera, sobre el pueblo sobresalia un castillo. Canena, es su nombre y estos caminantes, se apearon para apreciarlo y tomar un tentempié.


-!Mirad Sancho! que hermosura de castillo, se cuenta que una hermosa dama en su torre principal, con su trenzado de pelo negro largo, a la luz de la luna, testigo de los amores ciegos, dejaba dicha dama, llamada Aurelia, caer su largo trenzado, para que su buen amante a través del, se subiría a descubrir lo que le prometerían los cielos.
-Que de preciosidad cuenta mi señor, ¡mire mi señor allí dan comida, en ese "Mesón Pepa".


Después de unos sabrosos, torreznillos, costillas adobadas, choricillo y un buen vino tinto. Como su dueña, de buen corazón y ved los en tales estado, les invitó a dicho almuerzo y, se presentaron a seguir su camino, dándoles las gracias y, a todos los demás vecinos. Al día siguiente después de haber pasado la noche en el albergue ubedense, compartido por marroquíes y senegaleses, Quijote esa noche no pego ojo.


-Mi señor, tengo entendido que debemos reunirnos en dicha plaza, para que nos digan, nos orienten, para empezar esta campaña de la aceituna.
-Sancho, no he dormido nada, he compartido tus ronquidos con los de los negritos, marroquines y no encuentro las diferencias en el sonido, son tan humanos que se prestan juntos en esta batalla de campañas de las aceitunas.



Uno de aquellos encargados de una finca, recogió a una cuadrilla de estos emigrantes y tambien a estos dos fieles compañeros, supuso que al delgado viéndolo con su vara (lanza) y caballo arrugado mas burro de carga, bien le servirían en conjunto para transporte de aceitunas en bancales de montaña, presumiendoles bastante dominio en ese arte. Dispuestas las cuadrillas, cada mochuelo en su olivo, la aceitunas cogidas con una sola mano pican, los vareadores colocados por pareja en cada olivo. Al cabo de dos horas, esta pareja de aventureros aún estaban por el primer olivo, cuando los demás hacían su numero 20.



-Mi señor, esta batalla la venceremos, estoy dándole de palos a estas aceitunas al vacío y al siniestro, que por intenciones no se me quedan.
-Sancho, te aseguro que esta batalla, me es de las mas raras, embisto a cada aceituna, una por una con la punta de mi lanza, como duelo se hacen de ser, dignos caballeros y de alguna de ellas hasta veinte pinchazos, hasta que cae rendida en estos agradecidos mantos, por su resistencia tienen que tener sangre de oro, ricos alimentos tienen estos reinos de las aceitunas, que se defienden con gallardía mas el brillo de su piel uniformada que, como los calamares derramando tinta para no ser apresadas.
-Mi señor, se os va la fuerza por la boca, que yo le doy duro, que al garrotín, que al garrotán.



-¡¡PEEEEROOO!! ¡¿QUEE HAACEEEIS?!
-Usted sin duda es el mariscal de campo, en esta guerra, por los gritos lo describo.
-¡Y, una miércoles a la sombra!, ¡Es que no se han dao cuenta que me han dejao solo los troncos del olivo, rotas todas las ramas!!.
-Señor mariscal de los campos, es que de con todas las intenciones, le hemos dao de duro por que se resistieron con todas la fuerzas agarradas.
-¡Anden, cojan su reata y marchense por donde vinieron, los hay cada unos, trabajaran el alambre solo cuando tienen hambre!!.



-Vallamonos de aquí pronto, Sancho, el mundo lleno está de desagradecidos, busquemos el valle del guadalquivir, que historias aun nos quedan por vivir.
-Eso,eso mi señor, y que forma de vivir...

sábado, 29 de noviembre de 2008

PROBANDO SUERTE QUIJOTE Y SANCHO cap 15




Siete grados bajo cero, en los apeaderos de la sierra guadalix, allí pasaron la noche, codo con codo, como la paja apretada formando alpaca, los dientes como siempre su mejor claqué y brillo al lugar dando estribillo, mas si cabe decir, única luz chispeante que alumbra a estos caminantes, que para remedio de esos males invernales, bien les vendría dos kilos de churros calientes con chocolate, para estos caminantes sin camino definido, como el que escribe a salto de mata, siempre pensando en el mejor publico que ocupa su butaca. No muy lejos de donde pasaron la noche Quijote y Sancho, se encontraba la guarida de los grandes hermanos, gran entretenimiento de bebes mayores de 15 años, de escaso pensamiento y restante en vano. Cuando el sol tan ansiado, hacia sus primeros estiramientos y, estos dos humanos se sacudían el frío como con el agua lo hacen los perros y los gatos.


-Mi señor, esta noche jamas me la comentasteis, que los fríos en mis huesos chirrían de tos los ligamentos y, me parezco al robot Robocop en tos los movimientos por falta de aceite-,
-Sancho, si hemos pasado esta noche fría y, sobrevivido al átomo del hielo, no es por casualidad, seguro que la providencia altanera nos reserva de las mas grandes aventuras, pues de las necesidades de nuestra ayuda, el mundo se presta lleno-,
-Pero, si las pasamos peor que de málaga-malagón-,
-¿Quién va querennos de pedir ayuda, si con vernos preferirían que los pille un tren?-,
-Hombre de poca fe, ¿como vais así por la vida?-
-Poca memoria teneis mi señor, que habeis olvidao ya, la noche que hemos pasao-,
-Un rato malo lo tiene cualquiera, Sancho, pero tantas desgracias juntas son para los valientes que le advienen los mejores futuros-, -¡mirad! aprovechando que el manzanares pasa por Madrid, he pensado que estando la navidad a la vuelta de la esquina como la administración de lotería la manolita, podríamos probar suerte, comprando una participación de un generoso número que al final nos dará sus frutos-.


Tras veinte tropezones, escurridizas y demás lindeces por capricho de la escarcha del suelo, Rocinante y su sabueso compañero de iguales orejas frías, se aproximan hacia dicho barrio de dicha administración de lotería, de nuevo se huelen un día mejor que mañana y mas oscuro que la noche.


-¡Que pasa mi señor!, ¿que se vende, que se divisa tan larga cola?_,
-Mira Sancho, son personas haciendo cola, para comprar numero de lotería, que les satisfaga necesidades, por tener bolsillo estrecho-,
-Pero eso, un sastre agrandándolo le da solución-,
-Para dicho sastre, mucho me temo que con pensamiento adquirido de viejas costumbres, hasta el mismo sastre esté en paro, mas me cabe que haga cola para probar suerte y, hablando de Roma, ahí está la administración tan deseada y de próxima fortunas-.


Cuando se disponían estos dos caminantes a pedir su numero de la suerte, los mas próximo a la ventanilla, prepararon tal griterío, de sinvergüenzas para arriba, caraduras y demás tonterías para quitar el aburrimiento al mismísimo barrendero que en tiempos de escaqueo, sabe de los mejores paseos.


-¡Fantoches, hagan cola como todo dios!-
-Perdonen ustedes, accederemos a dicha cola como todo buen ciudadano-,
-Mi señor, esta cola es larga, que no se acaba-,
-Cierto es que llevamos cuatro manzanas siguiéndola y no le veo final-, -¡mirad ya se acaba!-,
-¡Pero que lenta, que apenas se mueve!-.


Después de cinco horas se prestan al final de la ventanilla, pero Don Quijote, hizo las cuentas de la lechera, Rocinante y su pollino compañero, como siempre de reata.


-Mira Sancho, sinos toca la lotería, me comprare un adosado, con jardín incluido y, pequeña huerta para mi Dulcinea, por que ella es:


Suave como las rocas,


erosionadas por las olas,


donde se asientan las Sirenas,


olas de inteligencia de los escultores,


de sensibilidad de los corazones altaneros,


de la justa medida en los bolsillos,


de la mirada inteligente sin gafas de sol.


-¿Me dais un numero de la suerte?-
-Mire usted, todos entran en el bombo y, particularmente os deseo suerte, son 20 euros caballero-,
-Perdonad mi ignorancia, grácil servidor, no llevo nada de plata, hemos recorrido un largo camino hasta llegar a esta casa de los premios que por providencia, nos anuncian las estrellas, las gracias de la suerte y, que una vez habersenos tocado el premio, con buen grado y gusto os pagaré la apuesta añadiéndole mil favores de cortesía-,
-Mire usted, aquí no fiamos-,
-¿Acaso, no doy muestras de caballero gallardo?-,
-Mas que caballero, sois un actor un poco parado, o mas bien en el paro-,
-¡Mi señor pídele un numero que toque, ya que estamos aquí en tan largo viaje!-,
-¡¡Señores, si no pagan su billete, marchense que obstaculizan al resto de las personas!!-.


Las prisas de los mandriles, a la que no estaban acostumbrados mas el tráfico aparcado en triple fila, para compra de lotería y el tiempo que Quijote estaba alargando, desesperaba a los que detrás tenía.


-¡Así, que me negáis la providencia que este menesteroso tiempo me ha asignado!-,
-No os lo niego, pagarlo como todo quisqui-.


En uno de esos descuidos, de intercambios de palabras entre el lotero y Don Quijote, separados por una blindada cristalería, con acceso de ventanilla, aquel billete que se debatía entre quedarse mas que irse depositado en el acceso, Sancho ni corto ni perezoso agarró en mano y, pidió a su señor el salir corriendo, que tiempo hay para reparar pinchazos.


-¡Corra mi señor! ¡por lo que mas quiera! ¡que mi mano ha sio premia!-,
-¡Insensato, que lo estaba convenciendo!-,
-¡Al ladrón! ¡policiaaa!-
-¡Ya los tenemos a estos hijos de la gran puta!-,
-Aaaay, cuidad vuestras lenguas,,,,,aaaaaay-,
-Mi señor, premio no se, pero la pedrada que nos están dando ya es de segura,,,,huuuuy-.
Llegados los antidisturbios, repartida un poco mas de leña, estos caminantes durmieron esta vez bajo techo, pero muy calentitos y, con estrellas aún mas de cerca.

sábado, 22 de noviembre de 2008

LA PALMERA QUE DA SOMBRA Y ADORAN cap 14






Caliente otoño sin haberse, sido, prestado calor por el verano, mas con ganas de calentar el invierno que se aproxima, que casualidades de la vida se presume con rima que sea el mas frió si cabe, para que los dientes bailen zapateado, antes anclado por Fred Aster y hoy recordado. Dos jinetes que cabalgan, sin cesar, sin aparejos, los únicos mas parecidos a los viejos hippies, las ultimas noticias que le llega a sus oídos rancios; Kily Minogue actuaba en Dubai, gran inauguración, presentación, formación, castillón, cotillón y otros aparejos que engalanan los dineros que se obtienen de la lana de todas las ovejas de este mundo cabreadas, razón para que dicha leche se agriete, el queso añejo sea pellejo y, la pata negra sea negra por que no se lava.


-OH, snif, snif, Sancho, estoy algo triste, snif, snif.......¿tenéis un pañuelo que consuele mis penas?
-¿De que penas habláis mi señor? os veo altanero, cuidadoso con vuestras palabras, incluso habláis con los pajaros y, hasta os hacen de caso-.
-Mirad y poned atención a vuestros oídos, de los acontecimientos que se han dado en este corazón movil gps, por que bien sabéis que me pierdo por mi Dulcinea, pero la gran diosa Kily Minogue, cuando habre, cimbrea, sacude sus cuerdas vocales, me pone como los chotos encabritados, que sin haberles enseñado las artes amatorias, el mismo día de nacer, ya montan al mas pardillo, sin haber echo precalentamiento de gemelos y ligamentos-.
-¿Y que pasa con Quili, esta señorita 0 señora casada? es que yo no leo revistas del corazón-.
-¿Viene ese pañuelo, o es que tenéis el bolsillo roto como Juan maroto?.
-Tened mi señor, use lo sin cortedades que ya a estas alturas nos hemos cogido confianza-.
-¡Sancho, me dais por pañuelo una pizza barbacoa a la carbonaraaaaaaaa!!!-
-Perdone me, mi señor, es que cinco meses fuera del hogar de mi casa, de las manos de mi señora, frota, que frota y, los polenes de los campos mi pañuelo adornan-.


-Quiero contaros, la historia del becerro, la historia de los idolatras, pero antes busquemos leña, preparemos un fuego para pasar la noche que se presta fría, puede que mas fría que unas monjas a las dos de la mañana en el parque del retiro-.
-¿Que pasa con el retiro?-
-¡No me interrumpáis Sancho, ahora que he cogido la cuerda!-
-Imaginate Sancho que camináis por un desierto de arena y calor sin sombras para cobijo, cuando mas exhaustos estáis, próximo a perder toda esperanza y,,,,,,,,-,
-¡Yo me llevo un botijo!-
-Brrrrrrrrrrr, el botijo ya lo agotasteis, que lo último que os quedase sea la confesión, si es que os tenéis por cristiano o parecido, pues yo, cada día creo menos que ayer y menos que mañana-.
-Como os iba diciendo, al borde de perder toda esperanza, de pronto, a lo lejos veis un bulto verde, os llegan el canto de unos pajarillos, os acercáis mas, unas palmeras que dan sombra, un arroyuelo con agua fresca que sabe a gloria, unos dátiles dulces que os dan alimento, os aseguro que pensareis que estáis en el cielo-.
-Hay que ver mi señor, que os parecéis al zapatero remendón, que a to zapato da solución-.
-Ahora bien, diversos estilos de vida, diversas religiones, diversos colores de piel, se han reunido en torno a una palmera, famosa en Dubai, la crem, de la crem, de la crem-.


-¿Esa gente pasa necesidades mi señor?
-No, Sancho mas bien exceden, ese oasis de palmeras artificiales, lo hemos pagado entre todos, curioso es que, cristianos, protestantes, islámicos y demás religiones concentradas adoren al mismo tiempo a un solo Dios, el Dios del dinero O adoración al mismisimo becerro, en un oasis artificial de pocas necesidades-. - En cambio nosotros perdidos en este desierto de la vida, solo nos vemos a divisar espejismos que contente nuestras esperanzas flacas y, dicho sea de paso Sancho, que todas las religiones, al final persiguen lo mismo, en sus diferentes corrales, con sus diferentes sellos para diferenciar jerarquías de ganado, al final a todo ese ganado, se le exprime como naranjas, se le ordeña como vacas y, en esa cumbre de los 20-G se hayan dado cuenta, que como efecto que causan los mosquitos, después de haber llenado su abdomen, notemos la picadura. Ahora estén estudiando, como se puede lubricar la teta sin que la vaca menee el rabo, como no se note la picadura del mosquito, aun después de haberse marchado contento y, dispuesto a volver descuidado-.


-Mi señor, ¿todo eso os lo dicen las estrellas?
-No, eso me lo dicen las escasas brasas de esta pobre lumbre que veo que se apaga, por falta de leña-.
-Y, no se ve tres monta os en un borrico-.
-Presiento Sancho, que esta va ha ser la noche de que te hable,,,,,,,,,,¡que paasa!,,,¡que paasa!,,, ¡que pasa!-.
-¡Esta noche bienvenidooos! ¡gracias por estar aquiiiiiiiii!.

domingo, 16 de noviembre de 2008

LOS "20" AGUGEROS DEL CINTURÓN DE SANCHO cap 13




Por caminos de Albacete, dos galopantes sin tregua, sin
dineros en la cartera, estas, mas limpias que lavadas en legia y, con dirección a los Madriles, se disponen ir rápido a la capital, pues se han enterado que un buen hombre de buen hacer, hará pisos a justo precio, parece ser, pisos de 20 kilos de las antiguas pesetas, el Robín Hood del ladrillo, que construye con lo justo del bolsillo, sea que constructor y comprador compren los pantalones en el mismo rastrillo, parece que, estos dos caminantes, quieren ver por sus ojos a un competidor en los buenos haceres de la vida, sin tanto ni llanto se aferran al camino que les dibujara una nueva aventura.



-Presiento que esta, será una muy grata aventura Sancho-, -si la paloma mensajera que todo lo dice y todo lo canta, sin que su lenguaje tenga que ser por bulerías, por que los bulos pesan y nuestras palomas mensajeras, tan ligeras, tan verdades, con semejante peso dificultarian el vuelo, acortarían distancia que, a penas nos llegarían los sonidos de las palabras-.
-Bueno, siempre nos quedará el eco de la montaña mi señor-.
-Mira Sancho, que el eco es lo mismo que mirarte al espejo pero sin sonido, solo interviene una sola persona muy a diferencia del mensaje de la paloma, para que lo entiendas-.
-Se lo que queréis de decir mi fiel señor, por que no tengo otro y, haber si me aclaro-: Que ensubido en la montaña, cagandose en to lo que se menea, se oiría mi propia voz, un poco mas tarde y un poco mas fría, que si ese mesmo mensaje lo mando con la paloma, mas tarde y calentito me viene con acuse de recibo, con recargos al portador-.
-Me siento orgulloso Sancho, veo vuestros progresos, en estos kilómetros de aventuras-.



Mientras tanto, Rocinante y su amable compañero de cuadras, como quien no quiere la cosa, sin rumiar por que no son vacas, pero si con orejas que parecen antenas, por veredas y riveras, hasta por algún trazado de calzada romana, se aproximan a Madrid, total, entre pitos y flautas, algún radar afortunado, para tan escasas matriculas, pues aquí no se escapa ni el gato, ya sea por herradura desgastada, frenos de estribo mal pillados y de chapa, pintura no digamos. Entraron por la puerta de Ana Belén Alcalá, no, sin antes haberse tropezado con las chabolas del siglo XXI a la entrada de Madrid, cerca de la A3 o autovía de Valencia, que una vez preguntado, donde se hacia cola, para apuntarse y conseguir una vivienda de precio justo, que no injusto. Se dirigieron al lugar.



-Mi señor, cuanta gente joven, aparcada en doble y fila-.
-Mira Sancho este es el lugar, ya hemos llegado, las miguitas de pan en fila como el cuento, nos trajeron hasta nuestro Robín Hood del los bosques, hechos estos de ladrillo. Estos jóvenes se agarran a las ultimas esperanzas, ultimo rincón de tener un digno techo, por digno precio, pues como las setas crecieron otros robinjunes malos, pero a diferencia de nuestro bueno Robín, "los otros", gustan de escurrir, como se escurre la teta de la vaca, empeñando estas, para el grano que aún no está sembrado-.
-Pero mi señor, si esta costumbre del Robín bueno se extiende, menudo bien pa la comunidad-.
-Mucho me temo, que para tan buena enfermadad resolutoria, apliquen un potencial antibiótico, ¡decidme Sancho! ¿cuantos agujeros tiene vuestra correa, que veo que son tantos?
-Son exactamente 20 agujeros-.
-Bien Sancho, como ves, vuestra correa, aguanta la flexibilidad de un acordeón, para cuando vuestro estomago este en alegrías y en sus penas, pero la distancia entre los extremos es muy larga, nos toca apretar mas si cabe nuestro cinturón, en todas las medidas, aunque Sancho tú eres un tragoncete. Tus agujeros casualmente coinciden con esa cumbre internacional de los ( 20-G)-.


-¡Mi señor!, ¿que culpa tienen mis veinte agujeros de mi cincha?
-Os aseguro, que los agujeros de vuestra correa son inocentes, pero mucho me temo que tengáis que hacer unos cuantos mas y, mas próximo a la hebilla, esos 20-G, pues como bien es sabido, "reunión de pastores, ovejas muertas" pasando esta humanidad, primero, por una anorexia tridimensional, que sea poco a poco, sirva tambien para medir nuestra capacidad de aguante. Pero cuando los agujeros hayan pasado la frontera, de las escasas proteínas, nuestro cerebro, caerá en letargo, o, en el peor de los casos en locura-.


-Oh!!! los peligros que tiene un cinturón, que yo no sabia-.
-No, Sancho, un cinturón no tiene nada de peligro, mas bien nos sirve para cubrir y ajustar unas vergüenzas, pero siempre hay alguien que nos obliga ha cargar con el exceso abusivo de las desvergüenzas suyas y, se nos obligue a apretar nuestro cinturón-.
-El numero 20 se ha repetido en esta historia, Señor-
-Y, crecerá este numero de pastores, Sancho, veremos que modelo próximo se elige en la pasarela-.

domingo, 9 de noviembre de 2008

LA CRISIS DE DON QUIJOTE cap 12


Fue un verano de espigas flacas, de un invierno anterior seco, de una primavera poco mojada, las penurias que cubren como una manta de pulgas amaestradas, por que saben y se educan con la ambición del ser humano. Cuando se mete la mano en la despensa donde hay abundancia, donde las cortas alegrías se visten de fiesta, esta mano suave pasa desapercibida, pero en hora de vacas flacas, los que van por delante, los que saben de estadísticas, preve en todos los verigüetos, arriman su barco al mejor puerto, siempre están a la sombra, tejiendo la tela de araña, captando todos los movimientos, sacando de la mejor uva de cada uno de nosotros, el escaso mosto que no dejan fermentar en nuestras humildes tinajas, con decretos, leyes, para que nuestro pensamiento no tenga el valor de un verdadero crianza y, siempre estemos a años luz de una gran reserva que evite dichos males.

-Como veras Sancho, el cura del pueblo muy hacendoso se dispuso a la quema de mis mejores libros, -según el dice, causa de mi estado demencial, que pudieran contaminar a mas almas sanas del lugar-, -Mi señor que yo soy de pocas lecturas, que no me se la mitad de las letras, que casadas unas con otras mi lectura quedaría coja, como algunos matrimonios, o, como si a mi amado pollino, le pongo toda la carga en un solo lado, acabaría haciendo los equilibrios de una pertiga-. -¿Queréis decir tal vez Sancho, que solo si puesto a la lectura temierais por una demencia a la mitad que sugerís?-, -No mi señor, tiene que ser como una casa que le faltan la mitad de los cimientos y, al final se cae, por que el que esté bien en lecturas tiene que muy buenos cimientos-, -Bien decís mi fiel escudero, si os fijáis en la aristocracia, iglesia, sus palacetes, caseríos tienen buenos cimientos, es por que son de ser personas bien leídas, de amontonar libros, de recibir los mejores consejos.

-Sin embargo amigo Sancho, a mi que tambien soy leído de los mismos libros, de la misma fuente, de la única sabiduría que hemos heredado todos-, -¡se me tacha de loco!-, -lo dice el cura, el mayoral, el presidente de la hermandad, hasta el galgo pulgoso me mira de reojo-, -Si los libros dicen una misma cosa mi señor, no entiendo como a unos por leerlos se les tache de locos y a otros no-. -Acercame Sancho esa bota de vino, ahora mas que nada me, apetece refrescar el gaznate, pues mucha saliva se gasta sin llegar a ninguna parte, circulo vicioso de aventuras y aún la cocina sin barrer-, -Mi señor, por lo que hemos pagado por pasar la noche en esta posada, no te extrañe que nos canten a coro las ratas, que tan desconfiao me tengo que, hasta vigilo al cocinero-. -Mis disculpas Señor, habéis agarrado la bota vino como los niños agarran la teta de su madre y tambien la de la matrona y, me temo que la vais ha escurrir hasta la ultima gota-, -Sancho, perdona este abuso, he querido refrescar este cerebro mio calenturiento, desprender los humos por las orejas, para coger la temperatura adecuada, intentar encontrar explicación a la locura que los libros causan a unos y a otros no.

Una vez que el cárter, culata, cilindro y, el vino manchego causó efectos a nuestro entusiasta personaje, se dispone con su mejor clarividencia, a darle las oportunas explicaciones a su inseparable escudero.

-Mi apreciado escudero, vuestra explicación anterior, bien la acojo en meritoria, pues de ella me ha servido para encontrar explicación-, -Recodáis cuando comentabais, acerca de los cimientos de una casa, si solo se sabia la mitad de las letras, era como si le faltaran la mitad de cimientos a una casa y esta se hundiría, pues bien, siendo yo tan leído como ellos, de los mismos libros y que a mi me cause locura y a ellos no, es evidente que la diferencia no la tienen los libros, por que son los mismos, esa diferencia la encuentro en las personas, porque si serian los libros causa de locura, habría que quemarlos todos, pues solo hayo diferencia en las personas-, -Cuanta razón tenéis mi señor, pero no entiendo-, ¿porque quemaron buena parte de sus libros, por personas inducidas del gran saber? ¡¡¡POSADEROOOO!!!! ¡¡¡¡MAS VINO PARA MI ESCUDERO!!! -Eh Sancho, veo que solo habéis entendido la mitad, como la mitad que corresponde a vuestro vocabulario, bebed vino para enfriar vuestro motor de pensamiento, prestad oído fino-.

-Sabéis que tengo una hacienda, que he empeñado parte en la compra de libros, que después de leídos os contraté, para socorrer a buenas personas, en ayudas a desgracias ajenas, ayudar a los débiles del acoso altanero, que prevalezca el bien sobre el mal, que a tal caballero le correspondería una bella altanera Dulcinea, que de todas esas aventuras bien emprendidas se nos tache de locos, se coaccione con la quema de libros-, -ellos, que son dueños de la justicia, que conocen el bien y el mal-. -¿No has pensado Sancho que con mi proceder, se le pueda desequilibrar la burra en la que están subidos durante tanto tiempo y, se vean de morros tragando polvo en el llano, que con la interpretación que yo hago, muy a pesar de que esta sea libre, si nos alejamos del corral de los corderos, donde el lobo campa a sus anchas, una noche de luna llena se encuentre sin su ración?-. -Cierto mi señor y, prometo aprender a leer más, pa que aquellos que conocen bien la verdad de la mentira y abusen mas de una pa que se caigan los cimientos de mi casa, yo les pueda responder, capaces son de quemarme hasta la lista de la compra-.

-Sancho este vino es milagroso, pasa me la bota que me animo, me gusto y me beso-, -Mi señor con que pagaremos si no tenemos plata, en tos la os nos la dan con queso-, -Si mi fiel escudero este es el precio que pagamos los aventureros-.

martes, 4 de noviembre de 2008

Arlequines somos todos............





-En que dimensión hacemos nuestra particular definición, en la gran incertidumbre de nuestra particular oscuridad, si de las hojas de los árboles, lo son del viento, si de la gravedad de nuestros zapatos besan el asfalto, somos arlequines de un estado, de todas sus necesidades, hasta de las abejas que producen miel, pues lo sean tambien: todos los colores que contrastan con el negro, el hambre con sus ganas, la gallina de sus huevos, los besos del deseo, la noche del día, el día de la noche, los versos de CIRANO DE BERLLERAC, yo de esta ventana internauta, el ser animado de la tierra, la tierra del sol, la vida de la muerte, la verdad de la mentira, los remedios de la abuela, de la biblia sus interpretaciones, la puta de su chulo, la bala de su pólvora y, un largo etcetera en este planeta tierra o arlequín del sol.


sábado, 1 de noviembre de 2008




-El monte de Venus, bien podría ser aclamado como el rey de las gran paridas, el origen de esta especie de animal que de placentera estancia en el vientre de mujer y, cuya placenta se impregnan nuestros oídos, advirtieran de esa sensibilidad para captar que como ríos y, bajásemos al nivel de la playa como sardinas en lata, para tomar la sal que nos falta, porque el tomate sin sal es como una Harley Davison vista a través de un escaparate, en el supuesto que me gustasen a rabiar las motos. La verdad no estoy muy inspirao en este momento, la poesía parece que se ha ido de fiesta, Quijote y Sancho se ve que, han cogido la paga de final de mes y hasta que no la fundan en el mismo garito donde suelen tomarles el pelo, no volverán.

-Esperemos que la palmera datilera ofrezca esos frutos tan deseados, el alcohol no sea causa de cubatas ensangrentados en la carretera, que nuestros ojos no necesiten muleta para ver y sobre todo cremita para esa piel, sedienta de tertulias romanceras.......tiempo tendremos para saludar a las ricas sardinas.


domingo, 26 de octubre de 2008

UN FLIPE MAS DE QUIJOTE Y SANCHO cap 11






-Mi señor, con los debidos respetos, lo de Dulcinea mucho se está haciendo de esperar-, ¡Callad!
-vuestra paciencia veo que no es tan grande como la cuerda que amablemente sujeta vuestro pantalón-, -sigamos caminando hasta la penumbra del medio día, encontremos un llano más despejado, quiero explicaros algunos detalles de esta vida, que entiendo, que aflige a los mismos paganos de cortas alegrías y, de esperanzas verdes hierbas, escasas que solo duran lo que tardan en degustar estos amables equinos en un prado, pero es la necesidad y, no olvidemos que son animales.





No lejos del lugar, hallaron una llanura verde con un rosal, un árbol seco y una cuerda suspendida en vertical apuntando hacia el mismísimo cielo, como por obra de un prestidigitador. -¿Veis Sancho como la divinidad nos envía un mensaje y, nos enseña el camino hacia el cielo?-, -Señor esto lo veo muy raro, mira que hemos pasado por tragaderas pero esta, que no la veo ni en kilómetros, me muerde la curiosidad, me asusta, valla ser que por esa cuerda baje el carpintero y esta ropa maloliente, rota, sin que decir de su armadura y su casco de barbero-.
-Veo que no sabéis nada de Jesús, que su humildad no se prestaba a protocolos, la sencillez de palabras y sus ropas repelían todos los oros-, -Sancho subiré por la cuerda, el calor me ayudará como un globo y mis manos con el arte del escalador moderno, podré divisar desde las alturas, las humildes habitaciones de la familia de los más venerables carpinteros y dios como es una misma cosa, sus privilegia dos balcones desde lo ven todo.





Nuestro Don Quijote, entusiasmado por creerse elegido, sacó fuerzas donde jamás las encontraría, se agarró a la cuerda suspendida y comenzó a trepar, increíble el progreso en la ascendencia vertical, cuando alcanzado 500 metros, fue interrumpido.
-¡Mi SEEEEEeeeeeeñooor!, ¡¿Queeee veeis?!-
-¡Al mismísimo Golum del señor de los anillos Sancho!-, -¡Bajo aquí hace frió y te cuento!-. Una vez bajado a tierra firme y recompuesto del frió, cuenta su historia.
-Es lo único que he podido ver, la cuerda era hacia arriba interminable, te hablare acerca de este hombre Golum. -Un día en la peor de sus miserias se encuentra una moneda de libre circulación y, dice que es suya, añade, mi moneda, mi moneda......pero se da cuenta que de estas monedas, las hay repetidas y también las quiere, descubre que hay múltiplos en papel de billetes de diferentes colores, que contienen muchas mas monedas, que también los quiere. Su satisfacción es grande pero dura menos, a medida que en su banco de la agonía amontona. Es tan insaciable que engaña a políticos para que los vientos le sean favorables, vive en la inmundicia de la soledad, solo cree que la amistad se compra con el dinero, como el cuando encontró su primera moneda y, la abrazo con todo el cariño, con el que jamás abrazaría a su madre.





-Mi Señor quiero subir yo también por esa cuerda-, -Bien te vendrá hacer ese ejercicio.
Evidente mente la gravedad que es caprichosa, le permite subir solo 30 metros, la mas difícil de sus penitencias y allí colgado.
-¿Que veis mi fiel escudero?-, -En seguida os cuento y bajo-, -Mi señor he visto desde arriba de tras de aquel monte a un yonki inyectandose un chute-, -Lo que habéis visto es a un desesperado rendido a la vida, que engañarían a su propia madre con el mejor de los abrazos, que a menudo que consume esa sustancia, quiere mas y mas, podría tener su propio banco, si capitalizara todos sus esfuerzos o al menos una caja postal, pero necesita mas para conseguir los mismos efectos propios de un banquero, como ves Sancho los psiquiatras tienen que ampliar conocimientos y los que son comunes a los yonkis, alcohólicos tienen que aplicarlos a la enfermedad del banquero-, -Mi señor aquel árbol está seco-, -Te aseguro que algún tipo de enfermedad acabó con el.

jueves, 23 de octubre de 2008

Contemplando la Margarita


-Un tercio de nuestra viada se calcula que, la dedicamos a dormir, un segundo tercio a trabajar, un tercero le metemos horas al primero ó al segundo tercio. De las cuñas intercaladas no me voy ha es tender, serian interminables como el hombre arreglatodo para que se entienda. Pero sin quererlo viendo pasar los años, las circunstancias de cada cual, con el movimiento necesario y armónico que rime con nuestras necesidades, como sentados en la terraza de un café, de escaso público, con el aire quieto y, al menos unos gorrioncillos revoloteando en el árbol que nos da sombra nos recuerda que aun existe la naturaleza, que no hay necesidad de correr campo atra vez, que las prisas no son para los oídos sanos, sino para la ceguera ambición, caminando justo en la medida, no dejamos de ser agua, que algún día retornaremos al mar, a devolverle a Neptuno la cantimplora, en el caminar del recorrido de soledades, oasis y demás dunas en este desierto de la vida. La materia orgánica enriquecerá la tierra y campos de amapolas, como los caídos en todas las guerras, desde esa terraza tomando café, que sin duda hoy nos sabe exquisito, con una mas que leve sonrisa le damos gracias a la camarera y, nuevamente fijamos el punto de luz que no es fácil por que los ajardinados árboles mezclados con modernos edificios de la moda del ladrillo, me hacen imposible mantener una charla amena con la margarita.

lunes, 20 de octubre de 2008

FRAGILES CRISTALES



Mañana, cuando la noche esté cerca y tu equilibrio vuelva a ti, aprenderás a reír, mañana nadie podrá decirte, tu propio esfuerzo es suficiente para ser responsable de lo que quieres, ya no volverán más a hundirte, serás feliz porque has luchado por ello. Nos echaremos de menos tú y yo, pero no dejemos que sea demasiado. Tú y yo y todos los seres estamos animados por el espíritu único. Ninguna separación ni ningún encuentro tienen lugar en realidad. cuando nos alegramos con un encuentro o nos entristecemos con una separación, estamos permitiendo que la farsa compresión tome el lugar de la verdad. Vayas donde vayas, en esta vida o en las sucesivas, yo estaré contigo. La luz que brilla en lo más profundo de tu corazón es mi luz, la luz de todos los seres. Y cuando por fin hayamos alcanzado la meta de nuestra gran búsqueda, todas las diferencias y divisiones aparentes, desaparecerán. Y tú y yo nos sabremos como la unidad que en ningún momento hemos dejado de ser.
PD, comentario anónimo.

viernes, 17 de octubre de 2008

La Tierra Filosofal

Existen cuatro tipos de filósofos:El filósofo académico. Rata de biblioteca. Teórico sin experiencia existencial. Solo servirá para dar clases de filosofía a chavales de no más de dieciséis años.El filósofo académico-experiencial. Su base es académica, y con una brizna de experiencia es capaz de crear y desarrollar obras más o menos creíbles. Con un buen padrino puede llegar a publicar dos o tres obras que serán algo así como “copiar y pegar”. Puede llegar a hacer alguna sustitución de profesor que esté de baja en la universidad.El filósofo experiencial-académico. La filosofía académica le ayuda enormemente a desarrollar las ideas surgidas de su existencia. La filosofía le sirve como herramienta, pero está quizás un tanto incompleto, porque ha invertido demasiado tiempo en perderse entre libros. Puede llegar a crear obras sólidas. Será quizás profesor titular de universidad, y aprovechará las obras de sus alumnos para completar su obra, subir su caché, y poder comprarse, quizás, una casita a pie de playa.El filósofo experiencial. No tiene base académica, y ni falta que le hace. No por ello sus razonamientos son menos válidos que el resto de tipos de filósofos. Transmite con conocimiento real de causa. Su experienca, previa a sus razonamientos, dan mayor veracidad a sus obras.

PD, este comentario lo he cogido prestado de alguien importante (A)

lunes, 13 de octubre de 2008

Si lees El Quijote, ahorra te La Biblia







-Quien haya leído el quijote, habrá descubierto que a diferencia de la tecnologia, todo sigue igual, somos villanos al servicio de unos amos, disfrazados de "democracia" y pandereta en fiestas de guardar.

jueves, 9 de octubre de 2008

DAOIZ, VELARDE Y VECINOS DE BARRIO




-De apellido capitanes, a ritmo de sable,
Le acompañaron macetas de geranios y tulipanes,


-Del sable pincel que remata lienzo de libertades,
Neblina de cañones que liberan la paloma,


-Precio alto se paga, para cubrirse de gloria,
Gloria que no alcanza jamás, rey que abandona,


-Madrid tus calles un dos de mayo se regaron de rojo carmesí,
Impostora primavera de claveles y amapolas,


-Fieles a su promesa, igual fieles a la razón,
Justicia ciega que decanta por su pueblo corazón,


-Cumplieron presidiarios, palabra a su carcelero,
Incomparable nobleza al mundo entero,


-Miraban hacia otra parte, barrio Salamanca y Moraleja,
Pues en sus calles a ellos no les iba la fiesta,


-Goya, atrapaste en tu sabana blanca,
El testigo filo de la navaja y plomo que mata,


-Regresó con autos de fe y absolutismo,
Sin necesitarlo, un pueblo con tanto sacrificio,


-Pueblo que pierde su memoria,
Se condena ha vivir la misma historia.

domingo, 5 de octubre de 2008

EL SENDERO DE ULISES





-Es notorio que los entendidos digan que la búsqueda evolutiva del origen de las especies, nos venga acentuada por el científico y analista Darwin, pero, yo personal mente creo que algunos milenios atrás, cuando los dioses no satisfacían campañas individua les, el precursor se aventuró a navegar con los riesgos físicos y químico cerebrales. En Europa, todos aquellos dioses se condensaron en uno, igualmente ocurrió en Asia y países Árabes.
Pero especialmente me llama la atención la odisea del ser humano, las primeras connotaciones de una clara búsqueda de la verdad, en los viajes de Ulises todas las aventuras se unen por un mismo mar, independiente mente de que esos escritos, correspondan a mitos, su autor se cuestionaba todas las preguntas y al mismo tiempo, hacia, el mismo, dicho viaje, aun sabiendo que Penelope era paciente y sabia esperar como manda la madre naturaleza el regreso de su autor el escribiente.


Sin duda el papel fundamental de Penelope, tiene varias posibilidades, dependiendo el rango, ¡claro! cada mujer es reina de su casa y, por aquel entonces había que suponer o acreditar que Ulises se marchó a una guerra y a su regreso, parece ser que el día estaba nublado, los colegas, una copita mas, que si ahora paramos aquí, que si yo conozco un lugar de abuten, que hacen no se que, que si el gigante Policemo de un solo ojo nos tenia retenidos. Bueno lo de convertirse en animales, tenemos que tener en cuenta que eran varios colegas, y que varias tenían que ser las expoliaciones que dichos guerreros tenían que dar a sus penelopes, siempre de acuerdo con el rango militar, el cabo tomatero y los soldados rasos, no tendrían que estrujarse mucho el cerebro, seguramente habrían elegido la conversión del cerdo y en ese viaje que todos hicieron, se pondrían hasta el culo para creerse que eran un plato exquisito para unos monstruos gigantescos como los molinos del Quijote.


Pero las Penelopes por la duración de la tardanza, era razonable que siguieran preguntando, porque seguramente alguna y con razones habría esperado noticias, antes de dejar de reprimir los instintos mas antiguos y exquisitos de esta nuestra vida y, lo harían de esta manera: -¡bueno, monstruos, convertirse en animales, un gigante con un solo ojo! , ¿Es que por esos caminos y mundos no hay mujeres?. Y me imagino que en esto se tendrían que haber puesto de acuerdo, puesto que había una super reina y cualquier cosa no la iban a convencer, teniendo en cuenta que la música amansa las fieras, si debierón decirle todos a un mismo son de maestro de orquesta, ......delante de nuestro barco se interpusieron unas sirenitas, unas tocaban el arpa, otras la flauta (no veáis como desafinaban, les hacían entender), otras el violín, -era la música tan placentera, que hasta se pararon las olas, la luna brillaba mas, el viento dejo de soplar en nuestra razón y, fue ahí justamente cuando perdimos los sentidos ayudados por la hambruna, nos alimentaron con poquitos a pocos, como aconsejan los endocrinos, el vino nos aletargaba el sueño, con el tiempo y una caña fuimos recuperando musculatura y, hacíamos diferentes ejercicios en todas las posiciones, una vez ya, recuperados, restaurado nuestro barco, tintado nuestro pelo blanco por el paso de los años y, ese viento que siempre caprichoso, esta vez nos quiso dar la razón, nos pusimos de regreso, que veinte años son como aquel que se fue a por tabaco, una cajetilla con veinte cigarrillos.


Penelope, como la reina que era, debería atenerse a ese guión de protocolo y cuestionar a todos, quiero decir, a toda la nobleza, su papel de exigir ese derecho, de recuperar a un marido después de haberse ido a por tabaco, no perdón a la guerra de Troya, a un marido con toda su esplendida juventud y, hizo que se concursase, haciendo varias pruebas, en las que veinte años atrás, Ulises las superaba con creces. Durante ese tiempo Penelope tuvo pretendientes, una vez acabada la guerra y la vuelta del resto de supervivientes, tanto que en su plena libertad, tejia de día, destejía de noche para alargar una libertad, de una historia escrita por los hombres, como en las sagradas escrituras, no hay un parrafo escrito escrito por la mujer.

viernes, 3 de octubre de 2008

ACELERACIÓN


¿PRISAS? ¿SSTRES? ¿ALIÑOS?

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿POR QUÉ DEJAR DE FUMAR?


Dos cigarrillos al día es una mariconada, Humphrey Bogart quizás me inició a esos cigarrillos, Casa blanca fue mi casa e infancia, París está dibujado en las estrellas.

sábado, 27 de septiembre de 2008

PARA REMEDIO DE AVENTURAS UNA COPA DE CHINCHÓN cap 10





-Sin alejarse de la comarca que le caracteriza, a este par de caminantes, Quijote y Sancho, mas sus cuadrupedos obedientes alejados un tanto de la sierra morena y en dirección a cartagenera morena, no sin antes hacer un alto en el camino, tanto Rocín y su amigo Pollino su lengua le queda seca, pero mas por los intentos de interrumpir conversaciones que por orejas paralelas, movibles como velas de barco, advirtieran cierta deriva y avisasen con tiempo, pero no dejaba de ser intentos de niños tímidos. Como si fueran vacas igual muecas rumiando paja, y en esto toca turno a Sancho, -Mi señor, bien nos vale un buen trago de agua fresca, clara y transparente, digo clara pa que nos aclare el camino que lo veo polvoriento y hoy no amenaza tormenta.
-No te preocupes Sancho, que quien de buenas intenciones se rodea, la buena providencia le espera. Media hora mas tarde por caminos de ovejas y cabras, se divisaba un poco a lo lejos, una pintoresca posada muy lucida en colores con un letrero parecido a los que anuncian en las ferias de Sevillas, cuyo nombre formaba este cartel "El Club de la Posada" los colores dije que eran muy chillones, parecería que desde muy lejos oírlos prestasen el debido auxilio a caminantes que desesperan libidinosos deseos de ser cumplidos, siempre con cartera llena como de ganas de vaciar la cuerna.


-Tras amarrar a Rocín y a su compañero de cuadras en uno de esos árboles que da sombra y ajardina una entrada, a Sancho se impresiona, se adentran en tal fonda, la caballerosidad de Quijote que demuestra desde la punta de los dedos hasta mas arriba del cogote, abre los ojos de par en dicho bar y antes de decir, reflexiona, a Sancho que es muy de estar con los pies en la tierra y la picaresca que no conoce fronteras, las bolillas de los ojos le dan mas vueltas que en una feria, acostumbrado ha ver a su mujer con pololos en verano, tal comparacion de curvas recogidas en un tanguilla a el no le importaría hacerse con los gastos de pulmonía, por la escasa ropa de bella dama en aquel escaparate. Arrimados a la barra como el resto de caballeros, Quijote saluda con la gentileza que le caracteriza y la bella dama dijo se para los adentros (pobre hombre hasta los lunares de su cartera volaran). -¿Tenéis limonada bella dama? -somos caminantes en busca de aventuras y parece ser que os hemos interrumpido en vuestra ducha, podéis seguir con vuestros aseos que mi escudero y este que se tiene por caballero y muestra, darán paciencia a la sed por unos minutos más. Sorprendida la señora dama, pues estos términos no le eran de costumbres y responderles. -Miren señores este es nuestro trabajo, vestimos estas ropas por que es una pena esconder estas carnes y, servimos copas con conversaciones y arrumacos hasta que eclosionan los huevos de las gallinas para que se entienda. -Mi señor a lo que se refiere es a la profesión mas antigua del mundo-, -Lo entendí Sancho y ahora..........-:) -¡¿Señorita ponga me algo fuerte?! -Para estos casos os serviré unas copas de chinchón.


-Llamaban demasiado la atención que incluso al resto de clientela para ellos eran el centro y se hacia poca caja, pues el resto de señoritas se olvidaban de sus quehaceres y hacían cerco a este par de persona-jetes y, no se hizo esperar dos gorilas en una esquina de la barra, como de troncha pinos, advirtiendo que no se hacia negocio con este par de primos mas el publico que le aplaudieron, decidieron intervenir y se lo dejaron claro. -Ustedes, se deciden a acompañar a las señoritas o cogen el camino que los devuelva donde jamas debieron salir. -Responde Quijote y dice; -Que corazón libre enamorado se le atrevan a forzar de tomar una decisión, -Sancho se apresura y le interrumpe-, -Callaos mi señor que la liamos, que tres horas hace que la caja no hace cling, cling, cling,,.La paciencia y demostrar que no se andan con chiquitas estos gorilas que llevaban dos años sin tener tonterías, aquel era el día que aflorarían todas sus frustraciones, solo bastaron diez minutos de manporreo mas arrastrados, montados en sus rocines, golpeados los traseros de los mismos para que en dos horas no pararan de correr. Muy al cabo de esas dos horas, ¿que tal la copa de chinchón mi señor?
-Creo Sancho, que acompañada en exceso de cien chichones.

martes, 23 de septiembre de 2008

LAGRIMAS EN LA LLUVIA


¿Porque los mas poderosos de la tierra, crucifican siempre a nuestra paloma?

domingo, 21 de septiembre de 2008

EL GRITO DE LOS CORDEROS






-La caperucita roja, que recuerde fue unos de los primeros cuentos que de niño muy niño, tenían por costumbre contarnos nuestros mayores, resulta que por aquel entonces, oí varias versiones, la caperucita con magdalenas en la cesta, con fresas, con limones para limonadas, hasta con higos chumbos; -Este me imagino por el cariño que guardaba a alguna anciana, presumo. Luego los diferentes muebles donde se esconde la susodicha abuelita; -Debajo de la cama, en el armario, en un cajón de la mesita de noche y, luego estábamos en aquella vieja mesita, sacando el cajón, midiendo las posibilidades de dicha certeza.


Es posible que muchas personas decidan una carrera o profesión, por la misma curiosidad que le despierta, la búsqueda de una respuesta para dar la solucion a una mas tierna infancia, por haber recibido la versión de un cuento universal. Por eso no era de extrañar a esa tierna edad de declinarse ha decir para un futuro que querías ser; -Policía, para investigar toda la tramada del lobo, -Medico cirujano, para aprender ha coser la barriga del lobo, una vez llenado de piedras, -Arquitecto, por la curiosidad que despierta la cabaña de la abuelita, sin faltar la de, -Abogado, que aun quedando probado la culpabilidad del lobo, los padres que venían de ciertas costumbres, aconsejaban, eso de tener un abogado en casa, no veas como le tenía que joder a la vecina. La profesión de leñador, parece ser que no se aconsejaba mucho y el, fue el salvador de la historia.
Actualmente estos niños, demandan mucho aquello de quiero ser de mayor futbolista, se ve que aquello de atravesar caperucita el bosque por un atajo y de prisa sorteando pinos, en zig-zag, alternativos, le induce a tales famas.


A veces la descripción de una historia que varie de la matriz, crea en la misma proporción de posibilidades de búsqueda para encontrar dicha matriz, si todas estas posibilidades se asocian en dicha búsqueda, la matriz vendrá por si sola ha encontrarse con dichas asociadas. Hoy día, recibimos cantidad de cuentos no menos infantiles, con todas sus versiones de variaciones y combinatoria, es cierto que ya no tenemos cierta edad, para aplicar una posibilidad de estudio y demostrar que mentira nos cuentan o verdad a medias, mas, las obligaciones que tenga cada cual, la susodicha caperucita roja, incrementa su amplio armario de vestuario al igual que su abuelita en un amplio dormitorio que quepan toda clase de muebles para dar posibilidades de escondite.


Y no digamos del leñador que, por casualidad, pasó por allí, el arsenal variado con que contaba, desde el arco de Guillermo Tell, pasando por el colt de Bufalo Bill y hasta una pluma del buitre rompe-huesos, que me imagino, para matar al lobo a plumazos y cosquilleos. Ahora que lo pienso yo hubiera echo lo mismo, eran las circunstancias del momento, hoy los personajes se han diversificado, se derivarón otros cuentos, mucho mas sofisticados, los tiernos corderitos iban aprendiendo el acecho del lobo, pero aun así, el lobo impaciente que no necesita la luna para morder, estableció en dicha matriz constitucional, para que no le tocaran los huevos.

jueves, 18 de septiembre de 2008

ESCENARIO DE UN CRIMEN (SOLUCION)


Rambo a su vuelta al hogar, visitó aquel viejo garaje de un viejo rancho, no advirtió que en el suelo había unas manchas de aceite sintético "mobil" que perdía una mas que vieja ranchera, de mas de cuarenta años y aun respiraba. En uno de aquellos giros curioseando los viejos recuerdos, que le venían a su memoria, la verdad sea dicha, quizás por que los años no perdonan, quizás por el avance sintético de las tecnologías, como el teléfono movil por citar un ejemplo. Rambo cayó, en ese transcurso toda una alegoría; Perdió el equilibrio y, en ese lapsus de tiempo, le acudieron pesadillas de campos de batallas, con la agilidad de los galgos echó mano de su machete de sierra de montaña, tan fresca y clara como amanecer tiene el alba y, aquel teléfono polvoriento, recuerdos de sus programadas, sufre el escarnio más sangriento, sin que ello evite, el tal batacazo, le vino bien decir "no me siento las piernas".


Si la caída fue torpe, la levantada fue como un juego de piernas de tango inclinado en horizontal, media hora mirando las musarañas del techo y paredes, reacciona y da un grito de socorro, alguien de los mas cercanos del lugar, se presta en auxilio, es llevado a un hospital, que tras demostrar que tenia seguridad social, fue intervenido, curado de las piernas rotas, de paso, rematada la cara y eliminados las patas de los gallos viejos. Hoy es un hombre moderno, da gusto verlo con su movil de ultima generación, ligeramente apegado a su oreja, con traje de ejecutivo, cruzando un paso de cebra.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

ESCENARIO DE UN CRIMEN






¿Cual fue "el mobil" del crimen?

domingo, 14 de septiembre de 2008

LA MUJER DE QUEVEDO



Francisco Gómez de Quevedo y Villegas, por todos conocido como poeta del siglo de oro y barroco.


Me imagino, bueno si hoy hemos avanzado en algo, alto precio se está pagando y si, aun se está pagando, no es raro el día que alguna mujer se va de este mundo, por que perdura la matriz hipócrita machista que a algunos le ha ayudado a mantenerse con ese arte de los brujos blancos en occidente, en oriente mas de lo mismo, hasta los grandes potentados que solo pueden vender el alma a su diablo, si disponen de una buena cocinera la utilizan para darse crédito, por que por si solos no venden una escoba.


Es lógico que nos preguntemos, que pinta Francisco Gomez de Quevedo con todo esto, y con razón añadiré, que, aun que breve fue su matrimonio, trato y respeto mas despedida con un buen adiós. De su época otros caballeros mas preocupados por el que dirán, por las reglas inquisidoras que aun perduran, penosa situación para tales féminas y si a esto le añadimos un rango menor para ellas, ¡virgencita morena!. Quevedo que siendo de familia aristócrata, le hubiera sido muy fácil una vida llevadera pero sin embargo de su inocencia al principio de su juventud, aquellas bofetadas de la vida, le sirvieron para esculpir las narices a unos escasos cerebros y toda una servidumbre que jamás vería el cielo, mas allá de un plato caliente y el correveidile de los pasillos.


Aquella mujer que tuvo el honorable trato con este hombre llamado Quevedo, en esos ratos y rincones ausentes del aire falso, desnuda con su piel y gafas de muletilla que le ayudan a caminar por todo un sendero de palabras, palabras que se hacen de sudor y lágrimas de las rejas de la vida que siempre los mas ignorantes, con ventajas de la fuerza, queman en la hoguera. Su mensaje está escrito en palabras, palabras que pedían LIBERTAD.

martes, 9 de septiembre de 2008

TU MI SOMBRA dedicado a mi mas especial csi



Luz de luz,

luz de mi sombra,

tu que me sigues,

tu que me acompañas,


Si fieras luna,

si fueras árbol,

serías mi compañera,

mi mejor amigo,


Tu que te confundes con el sombrío parque,

me pregunto,¿Estas conmigo?¿Sigues conmigo?


Entre tanta sombra no te distingo,

quisiera salir de nuevo al sol,

entre tanta sombra no te distingo,


Tu simetría, movimiento,

y, quien sabe si algún día tu pensamiento,

tu quisieras estar conmigo,


Aunque estas cerca de mi,

te veo lejos de mi,

si dejaras de verme,

tu existencia carecería de sentido,


Tu ya no serias mi sombra,

ni yo la vida que se ilusionaba contigo.

lunes, 8 de septiembre de 2008

ARAVACA- MADRID

Estoy pensando en dedicarte algo parecido a mi sombra, da me tiempo, Saludos.

sábado, 6 de septiembre de 2008

QUIJOTE HABLA DE UN PADRE Y SU HIJO cap 9



-En uno de esos descansos, al pie de un árbol, alcornoque, siempre regalan algo, lo más parecido a un bocado o engullir unas cuantas bellotas, sea de paso decir, sirvan para un buen rendimiento de pensamiento-, -de estos dos caminantes, tras una siesta vespertina, Quijote oye una sierra, cincel de altos hornos y hasta un rayo alado-; -Es su escudero probando tonos, dos meses sin su señora, es razonable.


"Que tiene la zarza mora,
que llora, que llora,
por toitos tos los rincones"


-Don Quijote en su letargo sueño apoyado en el árbol, fue tal el sobresalto, que levantarse dos metros del suelo, más dicho sea de paso, aquel canto de ruiseñor jubilado, él, añade gritando.
-¡¡Pronto Sancho!!- ¡¡ponga monos en prevenga!! -¡¡las hordas de Atíla nos acechan!!-
-¡Donde las ve mi señor! -¡donde nos atacan! -¡a caso vuelan!
-Quijote con espada en prevenga, piernas tensas, la autopista de sus venas, jamás alcanzaron tal velocidad, glóbulos blancos y rojos de seguro perderían carné, puntos y premio de sombra por unos lustros, pudo entender en momento parecido, lo que sintió Rambo en tal armisticio.


-Pasaron dos horas en la misma posición, señor y escudero a las cuales se sumaron cinco más, sus ojos ya cansados por esa órbita lunar. -Quijote rompe y dice; -¿Oísteis igual que yo Sancho? -pues no se,-¿Que oísteis mi señor?- -Tambores,rugido de lanzas y hasta cincuenta mil caballos galopando con la furia de sus jinetes-, -perdone me mi señor; -Estaba cantando un estribillo para aprendermelo y presentarme a concurso y tener triunfo-, -Bien, canta haber si por casualidad-;


"Que tiene la zar........."


-¡¡Basta, basta!!-, -¡decid me!-,. Mientras por los adentros gran suspiro de relajación y pregunta ¿por qué queréis triunfar? -fije se usted mi señor, como ese señor de color a lo tro lao del charco, El Obama a triunfao, con color de chocolate cacao. -Sien tate y te cuento mi fiel escudero; -Es normal que en ese color se vea un triunfo, aunque no las tengo todas conmigo. Son como nuestros padres, en todos los deportes son favoritos.
-Pero bien cierto es que rival tiene con el tal McCaim. Te contare una historia de los tiempos, -hace muchos veranos, el primer hombre y su señora como en la luna, su pie lo puso en la tierra de África, su piel era de ese negro cacao, aquello era y es con lamentos un oasis de vida de todas las especies, gente de muy alta nobleza, trabajadora. Aventureros se marcharon de ese oasis y cogieron la ruta de la seda, a medida que se acercaban al norte los rayos del sol eran menos perpendiculares y, encima este sol se tomaba algunas vacaciones. Situándose en Europa,su piel se volvió blanca como la de Mikel Jackson, hubo grupos que le gustó hacer skie y aprovechando el hielo que unía el continente europeo se fueron esquiando hasta Alas ka.
Pero esa clase de aventureros, permanencia aun en Europa, que guiados por el brillo de los oros, minerales preciosos, se embarcaron un poco mas tarde y, ahora por la ruta del oro, como verás siempre con la misma filosofía, como te decía .


Establecidos y blancos como el gazpacho Andaluz, a las flechas de los Indios añadieron el yugo para sus cuellos, se dieron cuenta que para sus algodonales blancos, sus manos impuras podían manchar aquel blanco algodón, en su genética, recordaron que atrás dejaron un oasis de humildes y trabaja dores, manos propias para tan blanco algodón, quien iba hacer con el negro mejor contraste, pues, decidieron regresar a aquel oasis, donde abandonaron a sus padres, sabían que eran buenos trabaja dores, pero mucho dejaba que desear en las formas, en que se los llevaron a ese nuevo continente de presumible libertad, -¿Quien mejor que ellos para velar por su bienestar?.


Hoy rivaliza padre e hijo o mejor dicho Obama y MCcain, de la antigua Grecia se dice del hijo que usurpa la soberanía de un pueblo, se convierte en tirano, disfrazado de una herida que se hizo con una linda ramita y por que tropezó en el lugar que no se le había perdido nada, pero a diferencia de sus compañeros de aquella batalla,, ha amasado grandes fortunas y ha aprendido a llorar como un niño a su mamá, que enternece a las fierecillas y una vez más el oro blanco y negro se dispone en la balanza de un extremo y en la otra la memoria de un padre que pide agrade cimiento, mas cabe decir si la justicia es tuerta, pierde su honra.


"Que tiene la zarza mora"
que llora que llora,
por los rincones"


-¿Habéis entendido Sancho?-, -no se, y a usted mi señor- ¿le gusta como canto? -; Sancho echa te una siesta.

мι ℓιѕтα ∂є вℓσgѕ