lunes, 29 de marzo de 2010

PERCEBES cap 51



Rodeados de tan singular fauna marina, y muy sorprendidos por tales circunstancias, suspendidos en una capsula metálica, no acertaban a deducir los finales de sus suertes.


-Mi señor, estos de animalejos no nos quitan ojo de encima, y no tenemos ni comida en sobres para peces de pecera.


-Sancho, es fenómeno extraño que tanto animal haya venido sin avisar de nuestro encuentro, como que ahora nos veamos sobre lo que queda del caballo que, nos subiera a los cielos, tan falso como Clavileño el Aligero.


-Por lo menos aquel caballo muy a pesar del ruido nos devolvió al mismo sitio y en la tierra. Que deste haya echo cursillos acelerados, dándonos de un brinco, de la tierra pasando por los aires y cayendo en estos mares.


Un acontecimiento se viene a dar en esas latitudes, un barco mediano se aproximaba en la dirección de esta pareja de aventureros y rodeados de gran número de fauna marina. Se trata de un barco de pesca que regresa de las islas Seychelles con media carga de atunes rojos con dirección a puerto de La Coruña.


-¡Capitán! ¡Capitán!-


-¿Qué pasa Castro? No me des estos sustos que ya dejemos la faena hace tres días en las costas somalíes.


-Mire Capitán, a babor un gran número de ballenas y otros peces variados se arremolinan alrededor de unos náufragos.


-Increíble, nunca había visto nada parecido, tenemos la pesca al lado de casa y vamos a pescar a las quintas leches. ¡Nos dirigimos hacia allí, Castro!


-¡Venga, venga preparen redes! ¡Se acabó la fiesta, a menearse coño!


En dicho barco llamado Esperanza, solo el capitán y Castro eran españoles, el resto; dos marroquíes, un coreano, tres nigerianos, un chino cocinero, dos rumanos, un portugués y dos ucranianos formaban la tripulación de pescadores. Pero a medida que el barco pesquero se acercaba, las familias de peces y ballenas se perdían en las profundidades. Todas las redes echadas al agua, fuéronse acercando hacia donde se encontraban D.Quijote y Sancho sobre aquella capsula que por fuerza del oleaje entraba agua a su interior.


-¡Pero donde coño están los peces!


-Anda Castro, subid a bordo a ese par de robinsones, que tienen el mismo color de las berenjenas.


-¡Veis Sancho como la esperanza es lo ultimo que se pierde! Ella sola ha venido a buscarnos.


-Si, mi señor, como un grajo blanco que encuentra dos gusanos en sus meriendas.


Una vez a bordo, D.Quijote agradece tales gestos al igual que Sancho.


-Mil gracias, tenga usted por buen samaritano mayordomo de la señora que recupera en los últimos alientos a los perdidos en las derivas de este océano.


-Si, si, yo y mi señor, estamos agradecidísimos de que con nosotros se de hayan tropezado, que los tropezones en tazones conocen sus finales, y nosotros sabiendo que la esperanza se de pinta verde, como el heno guardado y este seco, en un pajar asegura los alimentos de equinos, cabras y borregos en los fríos inviernos.


-¡Qué! Castro, me parece que el sol le ha tocado la azotea a nuestro comandante Cousteau y a su marinero de agua dulce a bordo de su nave Calypso. Acompáñalos al comedor, que merienden algo y luego les pediremos explicaciones.


-Si, Capitán,--


-Sancho, fijaros, este sin duda es el capitán general de los siete mares, ha ido recogiendo náufragos de todas las razas. Acción que ennoblece a tan altos caballeros.


-Si, y de me parece que le haya echo contratos en las faenas de la pesca por los manejos de las redes.

Dirigiéndose al comedor y guiados por Castro, este, impaciente y curioso.


-¿Qué es esa nave en la que iban agarrados como los percebes a las rocas?


-Es lo que queda de la noble torre de Hércules, buen mozo, que el rey Marte de cuajo arrancó con un fuerte estornudo, lanzándonos por los aires y, que luego el Tritón mandó a todo su ejército marinero.

Permítame mi señor esta explicación como escudero.


- Bueno, bueno, ahora se toman una sopita caliente y verán que bien….




5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Jajajjaa, náufragos de todas las razas... jajajjajajaja.


Saludos.

virgi dijo...

Cuida a esos chicos, mira si caen en manos de los piratas, cuánto hay que apoquinar...

Muaksssss

eva dijo...

NAUFRAGOS.....

Antonio H. Martín dijo...

Encantado, Terry, de que estos dos valientes percebes, digo, aventureros sigan con sus viajes.
Así que el "rey Marte" fue quien arrancó de cuajo la torre de Hércules con un fuerte estornudo... ¡Jajaja!

Un saludo, Don Terry, y gracias por hacernos sonreír.

cristal00k dijo...

Esteee, la Torre de Hércules, "mi" Torre de Hércules, ni tocarla!!! ya me las estáis poniendo los percebes, los marineros de todas las razas (jajaja) y tú en su sitio.
Saludos Maestro.

мι ℓιѕтα ∂є вℓσgѕ